Ayudando a oír – Premios Solidarios del Seguro 2018

Ayudando a oír

FUNDACION DR. GARCIA-IBAÑEZ

Desde el año 1996, la Fundación, ha implantado a más de 150 niños, de distintos países en vías de desarrollo, centrando nuestra labor mayoritariamente en Centro América.
Este año 2018, tenemos previsto realizar 9 Implantes coleares, 5 en El Salvador y el resto en Barcelona, a candidatos de Guatemala, Perú y Honduras.
Presentamos esta candidatura que para nosotros es de gran valor, dado el elevado coste de cada dispositivo que asciende a 25.000 euros por unidad.
Después de tantos años de trabajo, nos sentimos orgullosos de ver el gran cambio de supone en la vida personal social y laboral de las personas implantadas, ya adultos que OYEN HABLAN
y están absolutamente integrados en la sociedad.

Colectivos beneficiados:
Los destinatarios del proyecto son personas afectadas de sordera severa, profunda o total, diagnosticadas como candidatas al implante coclear.
− Niños de familias sin recursos económicos, residentes en países en vías de desarrollo.
− Los candidatos son seleccionados por la comisión de la Fundación.

Sobre nuestra actividad

La Fundación García-Ibáñez, ya lleva 20 años repartiendo audición a muchos niños por el mundo. Nuestra labor se centra en ayudar a niños completamente sordos a oír a través de un dispositivo llamado Implante Coclear. Este “milagro” consiste en insertar un electrodo que estimula la cóclea y así las ondas del sonido son captadas por el cerebro. Posteriormente el Implante es activado y en ese momento ya se oye.
Decimos “milagro”, porque parece ficción que un 99% de los pacientes sordos puedan oír con este dispositivo.
Los objetivos de la Fundación son :
− Aportar los recursos, tanto económicos como sanitarios, necesarios para la prestación global de un Implante Coclear a personas con sorderas profundas o totales en las que no es útil ningún audífono y que no tienen ninguna otra posibilidad de recuperación auditiva, puesto que presentan una destrucción de las células ciliadas y una falta grave de disponibilidad económica.
− Dar toda la orientación post operatoria a los beneficiarios para que puedan lograr la recuperación de la audición y consecuentemente, su total integración al mundo laboral y social. Actualmente, el único freno de la tecnología implantada es, sin duda alguna, su alto coste inicial.
− Formación médico-quirúrgica de los médicos locales con la intención de que en un futuro puedan realizar este tipo de cirugías.