«Camino de Santiago: romper las barreras del NO PUEDO» – Premios Solidarios del Seguro 2018

«Camino de Santiago: romper las barreras del NO PUEDO»

Inicio / Proyectos por la Discapacidad / «Camino de Santiago: romper las barreras del NO PUEDO»

FUNDACIÓN MENUDOS CORAZONES

En España, la patología congénita de mayor incidencia son las cardiopatías. Cada año nacen 4.000 niños con algún problema de corazón, cerca del 1% de los recién nacidos. Las cardiopatías congénitas son, a la vez, discapacidad orgánica y enfermedad crónica. Ello es la causa fundamental por la que los afectados no son admitidos en actividades habituales de ocio, de un lado los organizadores temen a la dolencia y de otro que las actividades no están adaptadas a su condición física. Desde niños, estas limitaciones los privan de una socialización normalizada, lo cual es determinante en su escasa y frágil integración en la vida social, con consecuencias negativas para la autoestima. Aislamiento tiende a acentuarse con el tiempo y se perpetúa, entre otros factores por la actuación sobreprotectora de la familia que generan relaciones de dependencia mutua y que no facilitan el proceso de autonomía e integración de los jóvenes, ni la posibilidad de descanso para las familias que viven en constante vigilia.

La percepción de sentirse “diferentes” y el miedo al rechazo forman parte de la problemática psicológica y social que deben afrontar desde niños; por ello la participación en proyectos lúdicos y deportivos adecuados a sus necesidades físicas y psico-sociales es algo más que un entretenimiento: es un factor crucial para su adecuado desarrollo personal y social.
El Camino de Santiago, es parte del proyecto integral de ocio y tiempo y se incluye en el plan de Desarrollo Estratégico de la fundación. Tiene como OBJETIVO dar cobertura al vacío psico- social y proporcionar una alternativa de ocio que apoye su transición a la vida adulta, mediante el aprendizaje y fomento de estrategias de planificación, gestión y desarrollo de sus propios proyectos, que propicien su integración en un espacio seguro para asumir responsabilidades, autonomía, crear relaciones de cooperación y aceptarse a sí mismos.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS: 1) Fomentar la participación activa en actividades de ocio inclusivo de jóvenes con cardiopatías, disfrutando de una plena integración social. 2) Conseguir que al relacionarse con otros jóvenes cardiópatas dejen de sentirse diferentes. 3) Fomentar la autonomía y autoestima, al demostrar que son capaces de asumir retos y cumplirlos, 4) Generar un cambio en la relación con la familia a partir de la confianza en la autonomía que adquieren los jóvenes.

BENEFICIARIOS. 15 jóvenes mayores de 17 años con cardiopatías, con secuelas derivados de las cirugías y/o de las largas hospitalizaciones, como son dificultades de desarrollo motor e intelectual, problemas de visión e hipoacusia, entre otros. Entre ellos hay cardiopatías asociadas a síndromes como Down o Marfan. Un colectivo con dificultades de socialización por la falta de autoestima y/o la sobreprotección, de ahí la importancia en estimular la integración y generación de procesos de crecimiento personal y de autoestima. BENEFICIARIOS INDIRECTOS, 15 familias que tienen respiro como cuidadores y la serenidad que brinda entender que sus hijos/hermanos son capaces de sobrevivir y asumir retos impensables fuera del espacio de protección que les han creado.

RESULTADOS ESPERADOS. Mejorar física (tono muscular, flexibilidad y oxigenación) mejora psico- social (socialización, autoestima y autonomía, para asumir retos, libertades y/o responsabilidades, creación de vínculos afectivos, el valor del trabajo en equipo y desenvolverse con normalidad en circunstancias cotidianas de la vida. Vivir procesos evolutivos de continuos descubrimientos y nuevos retos, no exentos de riesgos que necesitan asumir y solucionar a partir de su correcta interpretación, como parte del proceso de maduración de las personas, proporcionándoles autoestima e independencia. Romper las barreras del NO PUEDO

METODOLOGÍA Y ORGANIZACIÓN. Se garantiza participación de 6 voluntarios formados en cardiopatías, para medicación y control de salud de los participantes (1 médico y 1 diplomado universitario en enfermería DUE), 1 monitor y 1 coordinador (responsable de Ocio y tiempo Libre de la Fundación). Realizarán actividades lúdicas y deportivas adaptadas que los retan y potencian el trabajo en equipo, el respeto, la tolerancia, la autonomía y la empatía. Para ello se usan medios y materiales adecuados a las condiciones y capacidades de cada participante (sillas de ruedas adaptadas, hand bike, medicinas, desfibrilador y otros utensilios médicos, furgoneta, equipo informático y material de oficina).

Sobre nuestra actividad

Menudos Corazones, entidad sin ánimo de lucro cuya finalidad es llevar a cabo los programas y actividades necesarios para mejorar la calidad de vida de los niños y jóvenes con cardiopatías congénitas y de sus familias sin distinción de raza, género, situación económica, creencias o nacionalidad, porque todo núcleo familiar queda afectado por la enfermedad y la hospitalización. Además, apuesta por la humanización en la atención y en los espacios de intervención hospitalaria, mejorando la capacidad de adaptación de los afectados e influyendo positivamente en la relación de los pacientes pediátricos y de sus familiares con el personal sanitario. Para ello divide sus líneas de actuación en diferentes áreas para: 1) informar y orientar a los afectados por una cardiopatía congénita y a sus familias, 2) apoyar y favorecer la normalización de la vida de las personas con cardiopatías congénitas a lo largo de sus diferentes etapas, 3) proporcionar los equipos profesionales (médicos y personal sanitario, psicólogos, fisioterapeutas, logopedas…) necesarios en cada momento, y que éstos dispongan de los medios técnicos y materiales adecuados, 4) proporcionar un respaldo socioeconómico adecuado a las familias que deben desplazarse de su lugar de residencia para que sus hijos sean intervenidos, 5) velar por el cumplimiento de los derechos de los menores hospitalizados y 6) sensibilizar a la sociedad sobre la problemática de las cardiopatías congénitas.