Educando en la diversidad. Proceso de actitudes positivas hacia la discapacidad en centros escolares – Premios Solidarios del Seguro 2018

Educando en la diversidad. Proceso de actitudes positivas hacia la discapacidad en centros escolares

Inicio / Proyectos por la Discapacidad / Educando en la diversidad. Proceso de actitudes positivas hacia la discapacidad en centros escolares

FUNDACIÓN AVIVA

Marco teórico:
Como nos señala en el prólogo del “Informe Mundial sobre la salud” Stephen Hawking, debemos intentar modificar el pensamiento de plantear la discapacidad como un obstáculo para el éxito. Los obstáculos que tenemos que intentar eliminar son los que dificultan la participación y promover los conocimientos suficientes para favorecer el potencial de las personas con discapacidad (OMS, 2011).
Un concepto que tenemos que tener presente es la inclusión social, definido en la Unión Europea como el proceso que asegura a todas las personas que puedan disfrutar de unas condiciones de vida y bienestar que se consideran normales en la sociedad en la que viven (Ríos et al., 2009). También es conveniente conocer dentro de esta inclusión social, el contacto que se puede producir entre personas con y sin discapacidad en la práctica deportiva cooperativa, ésta reportará beneficios a ambas partes, pudiendo mejorar de este modo sus actitudes (Wilhite, Mushett, Goldenberg, y Trader, 1997).
La actitud se muestra como uno de los principales obstáculos que dificultan una inclusión exitosa de alumnos con discapacidad en el aula, considerándose las actitudes positivas claves para la consecución de dicho éxito (Heikinaro-Johansson, French,Sherrill, y Huuhka, 1995; Hodge, Davis, Woodard, y Sherrill, 2002). La literatura muestra como un factor determinante la actitud de los compañeros sin discapacidad hacia sus compañeros que sí la tienen (Conaster, Block, y Gansneder, 2002; Folsom-Meek y Rizzo, 2002; Hodge, Murata, y Kozub, 2002; Pérez-Tejero, Ocete, Ortega-Vila, y Coterón, 2012). Desde esta perspectiva, se plantea la necesidad de implementar programas específicos de intervención en el área de educación física para conseguir un cambio positivo en la actitud hacia la inclusión, con la consecuente necesidad del análisis de su impacto. Esto pone de relieve la importancia de contar con instrumentos adecuados y verificados para su medición (Rodríguez y Álvarez, 2013).

Objetivos
Es necesario resaltar, que teniendo en cuenta el marco teórico citado anteriormente se debe profundizar en el proceso de actitudes positivas hacia las personas con discapacidad. Los objetivos planteados son:
Favorecer la inclusión hacia la convivencia en el marco comunitario.
Promover el deporte adaptado en los colegios
Sensibilizar a los alumnos sobre la diversidad de la condición humana
Mostrar el potencial de las personas con discapacidad a través del deporte
Generar empatía y actitudes positivas con ejemplos de superación
Vivenciar el deporte adaptado en primera persona
Dotar de herramientas pedagógicas a los centros escolares sobre actividad física adaptada y deporte adaptado. Publicaciones.
Ser referencia de orientación y consulta de la comunidad educativa
Destinatarios
Alumnos de los centros educativos de Salamanca y su provincia. Llegar a más de 2.000 estudiantes de educación primaria y secundaria.
Metodología
Sesiones de sensibilización en los colegios divididas en dos partes troncales con una hora de duración aproximada por cada curso (en torno a grupos de 25 alumnos):
1ª Conocimiento cercano entre los deportistas con discapacidad y los alumnos con una exposición clara y concisa acerca de la condición de la discapacidad, promoviendo inquietudes que despierten el descubrimiento del alumno del potencial de los deportistas o personas con discapacidad en su experiencia vital y deportiva.
2ª Puesta en práctica de deportes adaptados. Baloncesto en silla de ruedas, hockey interior, boccia, voleibol sentados, goalball, guía con antifaces, lanzamientos de precisión en parálisis cerebral, eslalon, fútbol sala en personas ciegas y cualquier propuesta educativa que posibilite la práctica modelada de la riqueza del deporte adaptado y su capacidad inclusiva.
Temporalización
Durante todo el curso escolar en coordinación con los centros educativos.

Descripción de la actividad de la Fundación. Experiencias inclusivas.

Realidades compartidas y reconocidas con aceptación social y repercusión mediática:
Escuelas de promoción deportiva, con el ayuntamiento de Salamanca (fútbol, sala, natación, baloncesto, pádel, atletismo, goalball).
Actividad físico deportiva adaptada en centros educativos en horario extraescolar. Deporte adaptado.
Programa de sensibilización en centros educativos “deporte paralímpico”
Deporte adaptado en edad prebenjamín con centros educativos de Salamanca.
Programa de juegos escolares participativos. Jornadas lúdico deportivas provinciales
Carrera Popular Solidaria de los 1.000 pasos
Formación en la Universidad de Salamanca. Formación en la U. Autónoma de Madrid. Máster calificado por el diario el Mundo como el mejor en su especialidad, destacando nuestra aportación como docentes en deporte adaptado.
Proyecto implantado en Aviva Brasil. Minas Gerais, Juiz de Fora con excelentes resultados.
En la Fundación Aviva contamos con 246 socios y participarán este curso escolar cerca de 172 personas con discapacidad (intelectual, física y sensorial) contamos con 94 personas voluntarias y profesionales colaboradores.

¿Quién Somos?

La Fundación AVIVA es una entidad sin ánimo de lucro, que tiene como finalidad defender los derechos y mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad y de sus familias, orientada a la inclusión y la participación en la comunidad.

Sus acciones están basadas en el firme compromiso para contribuir en el reconocimiento de los derechos de las personas con discapacidad, tal como están recogidos en la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (Naciones Unidas, 2006).

La Fundación tiene como referente la concepción de discapacidad propuesta en la Clasificación Internacional del Funcionamiento, Discapacidad y de la Salud (Organización Mundial de la Salud, 2001), que propone una clasificación que se centra en los componentes de la salud más que en las consecuencias de la enfermedad. Desde esta perspectiva la discapacidad es un constructo social, que implica una interacción entre la persona y su entorno, y se concede un especial énfasis a la promoción de la calidad de vida, la autodeterminación y la participación en la comunidad de las personas con discapacidad.