El Centro de Arte y Música de Tuléar, Madagascar – Premios Solidarios del Seguro 2018

El Centro de Arte y Música de Tuléar, Madagascar

Inicio / Proyectos para la Infancia y Juventud / El Centro de Arte y Música de Tuléar, Madagascar

FUNDACIÓN AGUA DE COCO

Desde la Fundación Agua de Coco consideramos que la educación es el principal motor del desarrollo, enfoque compartido con la contraparte local Bel Avenir. Desde esta perspectiva común, llevamos años implementando diversos proyectos educativos para dar respuesta al problema del acceso a la educación por parte de los niños y niñas procedentes de familias en situación de pobreza en Madagascar.Sin embargo, además de las gravísimas carencias en el acceso a la educación reglada(primaria, secundaria y universitaria), existe un vacío total y absoluto en la región, y extensible a todo el país, en la enseñanza de disciplinas relacionadas con el arte, la cultura o la música. Esto tiene unas inevitables consecuencias en el patrimonio cultural e intangible de la sociedad malgache y en el futuro desarrollo como personas adultas de los niños y niñas. Desde el punto de vista del enfoque de capacidades de Amartya Sen, uno de los impulsores del Índice de Desarrollo Humano(IDH) del PNUD como indicador del desarrollo, la dimensión más grave y profunda de la pobreza es aquella que imposibilita a las personas desarrollar de forma plena y libre todas sus capacidades y poder elegir la vida que quieren llevar. Estas capacidades incluyen todo lo que le permite a una persona estar bien alimentado, saber escribir y leer, poder comunicarse, y tomar parte de la vida comunitaria.Una educación integral y comprehensiva juega por tanto un papel primordial en el desarrollo de los menores, para que se desarrollen como personas conscientes de sí mismas y de su comunidad, pudiendo desplegar todas sus capacidades desde la libertad de elección. El conocimiento de su cultura, de su patrimonio, y el fomento de sus capacidades artísticas,musicales y culturales constituye hoy en día un espacio que queda fuera de la realidad educativa malgache y que actualmente sólo ofrece el Centro de Arte y Música(CAM)de Bel Avenir en todo el país para menores en situación de pobreza y exclusión. Además de los beneficios más evidentes que conllevan este tipo de formación, como pueden ser el desempeño de profesiones relacionadas con la gestión cultural y artística y el acceso a trabajos dignos y bien remunerados, existe un componente fundamental de calidad educativa y de fomento del desarrollo humano partiendo desde la infancia.En este sentido, el CAM de Tuléar, proprociona a los niños y niñas más vulnerables y excluidos de Madagascar la posibilidad de acceder a una educación en estas disciplinas que de otra manera sería imposible, además de brindarles la posibilidad de desarrollarse profesionalmente en un futuro en el ámbito cultural y artístico. No obstante, el CAM supone también una obligación y una garantía de permanencia y asistencia a la educación primaria y secundaria en los colegios públicos de Tuléar, siendo este un anclaje fundamental tanto de este proyecto como del programa educativo desarrollado por Aigua de Coco y Bel Avenir en Madagascar. Esto quiere decir que los alumnos del CAM reciben un seguimiento de su asistencia y desempeño en la educación primaria y secundaria, así como apoyo pedagógico y social en aquellos casos en los que se presentan problemas de tipo educativo, familiar o social.
Si bien el Centro de Arte y Música como tal se estableció en 2011, su origen se remonta al año 2007,cuando entusiasmado por las capacidades vocales de un grupo de niños y niñas ciegas, el equipo directivo de Bel Avenir decidió impulsar la educación vocal en su sede de la ciudad.Posteriormente, esta actividad se extendió a todos los niñas y niñas que viven en condición de vulnerabilidad y pobreza y/o con discapacidades, hasta que en 2011 pudo contarse con las instalaciones del Cinema Tropic para albergar la sede del CAM. Este edificio, situado en la Avenue de France s/n, Tsimenetse, BP 87 en Tuléar, data de la época colonial francesa y alberga además al único cine en activo actualmente en Madagascar.El CAM ofrece las siguientes disciplinas para menores y jóvenes de entre 6 y 20 años, provenientes de las zonas urbanas, periurbana y rural del Distrito de Tulear I y Tuléar II: Batucada(agrupación “Bloco Malagasy”), Fanfarria(instrumentos de metal y viento, “Malagasy Marching Band”), Capoeira(agrupación “Roda Malagasy”), Malagasy Circo, Malagasy Gospel, Marionetas gigantes(“Les Giants de Tuléar”), Clases de Piano, de Guitarra y Bajo eléctrico, de Solfeo y Teoría Musical, de Pintura y de Danza de salón.

A junio de 2017, el CAM contaba con 623 estudiantes matriculados, en comparación con los 440 de finales de 2016. Esta cifra incluye los estudiantes que han vuelto a apuntarse a los cursos y a todos aquellos que se apuntaron en octubre 2016 y abril 2017. A pesar de que, en términos generales, se consigue la igualdad de género (el 57% de los alumnos son niñas), este no pasa en el caso concreto de alguna las actividades. Por ejemplo la batucada y el gospel son predominantemente femeninos, mientras que en otros grupos las chicas están menos representadas ya que algunas de las actividades se consideran más físicas, o simplemente porque las niñas se sienten más cómodas en grupos donde solamente hay niñas y las monitoras son mujeres. El proyecto beneficia de forma directa a 639 personas, distribuidas entre 623 alumnos y 16 empleados locales, entre directores y profesores musicales, coordinadores del proyecto, y personal administrativo y de mantenimiento.El alumnado se trata de menores y jóvenes de entre 6 y 20 años, provenientes de las zonas urbana, periurbana y rural del Distrito de Tulear I y Tulear II, procedentes de familias en situación de pobreza y con muy pocos recursos económicos.Del total de alumnos y alumnas, 402 son mujeres (62%) y 237 hombres (38%). Actualmente hay 4 alumnos con discapacidad, 3 niños y 1 niña.Los beneficiaros indirectos del proyecto son alrededor de 3.789 personas, estimadas en base a que al promedio de miembros en cada familia en Madagascar (5,3 según datos de 2014).

Sobre nuestra actividad

La Fundación Agua de Coco es una Organización No Gubernamental de Desarrollo (ONGD) con personalidad jurídica propia. Está inscrita en el Registro Nacional de Fundaciones, nº 18-0079. Su domicilio social está en Granada, en el resto de España tiene presencia en Almería, Aragón, Asturias, Barcelona, Castilla La Mancha, La Rioja, Madrid, Málaga y Valencia.
Es una entidad avalada por una trayectoria de más de 22 años llevando a cabo proyectos de cooperación internacional al desarrollo en Madagascar y Camboya. En España desarrolla además actividades de sensibilización y educación al desarrollo desde hace más de 15 años, en colaboración con numerosas entidades públicas y privadas.

Entre sus fines se destaca la contribución a la mejora de la calidad de vida de los colectivos en situación de exclusión social en países del Sur con especial incidencia en la infancia y su entorno familiar, apostando por la educación inclusiva como motor de desarrollo.