Guardería “Chicken School” para niños refugiados birmanos en riesgo de exclusión social – Premios Solidarios del Seguro 2018

Guardería “Chicken School” para niños refugiados birmanos en riesgo de exclusión social

Inicio / Proyectos Educativos / Guardería “Chicken School” para niños refugiados birmanos en riesgo de exclusión social

FUNDACIÓN COLABORA BIRMANIA

La Guardería Chicken School se localiza en la población de Mae Sot, en la frontera entre Tailandia y Myanmar (antigua Birmania). A ella acuden cada día 120 niños de entre 3 y 7 años. Todos ellos son birmanos, llegaron a Tailandia junto a sus familias huyendo de la opresión y pobreza de su país, muchos de ellos provienen de zonas en Myanmar actualmente en conflicto armado. Los padres son en su mayoría inmigrantes ilegales, lo que les convierte en población altamente vulnerable. Sobreviven trabajando en los campos de cultivo con unos salarios de unos 2€/día.

El Chicken School es un centro donde se acoge a los niños durante el tiempo que los padres están trabajando, de esta manera no se ven obligados a ir a trabajar con los padres sus largas jornadas ni a quedarse solos en casa. En el centro juegan, aprenden y están protegidos de las mafias de tráfico de personas que operan en la zona. Además, al registrarse en la Guardería, reciben un carnet de identidad con lo que quedan registrados legalmente, y en caso de desaparecer pueden ser buscados.
Actualmente la Guardería tiene 120 plazas, esto deja a muchos niños de la zona sin escolarizar. Con un aumento de financiación podríamos acoger a 50 niños más, cubriendo hasta 170 plazas.
Localización. El proyecto se localiza en Mae Sot, ciudad fronteriza entre Tailandia y Myanmar. Esta población se encuentra a 4 km de la frontera con Myanmar (antigua Birmania). Su situación fronteriza hace que sea el lugar donde se forman más asentamientos de birmanos, inmigrantes y refugiados, que huyen de la pobreza y opresión de su país. Cruzan el río que les separa de Tailandia y llegan a este país con la esperanza de mejorar sus vidas.

Muchos niños llegan al país junto a sus padres, muchos otros han venido o han sido enviados a Tailandia para trabajar y contribuir al sustento de la familia o perseguir su sueño de una educación y una vida mejor. Sin embargo, si bien Tailandia puede ser vista como una tierra prometida, los inmigrantes se encuentran con toda clase de dificultades y desafíos, ya que se les niegan sus derechos fundamentales y quedan expuestos al abuso y la explotación.
Aunque se han ratificado varias convenciones internacionales y existen leyes y políticas para proteger a los adultos y niños inmigrantes, en pocas ocasiones se ponen en práctica. Para los niños, esto puede tener un impacto en la estabilidad de la unidad familiar y el acceso a la educación, la atención médica y los mecanismos de protección al menor.

Se estima que hay cerca de 20.000 niños en el área de Mae Sot, de los cuales solo 9.000 están escolarizados. Estar fuera de la escuela y en las calles aumenta el riesgo de ser objeto de tráfico y reclutamiento por parte de las mafias que operan en la zona.

El Objetivo General es aumentar el número de plazas en la Guardería Chicken School para escolarizar 50 niños más, hasta 170 niños birmanos en situación de exclusión social y protegerles de las mafias de explotación infantil y tráfico de personas.
El coste de matriculación de en la Guardería es de 94€ por niño al año. Solicitamos la ayuda para cubrir la escolarización de 85 alumnos, con un total de 7990€.

Sobre nuestra actividad

La Fundación Colabora Birmania tiene por finalidad mejorar la calidad de vida de las poblaciones más desfavorecidas, en especial la población birmana, y con un interés especial en la infancia, a través de programas de alimentación, educativos, sanitarios y mejora de infraestructuras.
Colabora Birmania se crea en 2009 como Asociación Colabora Birmania, para pasar a ser Fundación en 2015. Durante los primeros 5 años de funcionamiento, trabajamos en terreno en la mejora de la calidad de vida de los desplazados birmanos en Mae Sot (Tailandia) donde seguimos actualmente aumentando cada año el número de beneficiarios y de proyectos tanto en Tailandia como en Birmania, ya que los recientes cambios políticos en Myanmar nos han permitido extender nuestra ayuda en dicho país.