Las emociones: un trampolín para hacia el crecimiento personal – Premios Solidarios del Seguro 2018

Las emociones: un trampolín para hacia el crecimiento personal

Inicio / Proyectos para la Infancia y Juventud / Las emociones: un trampolín para hacia el crecimiento personal

FUNDACIÓN UpToYou

Nadie se convierte de golpe en un abusador, un violento o un asesino sino que estos comportamientos van precedidos por una historia en la cual la persona es educada e iniciada en tales procesos, de una forma gradual hasta llegar a esos extremos. Las malas vivencias de ciertas experiencias como una enfermedad, una situación de desigualdad laboral o una realidad de injusticia social pueden ser el germen de futuros comportamientos antisociales. Hay muchas realidades sociales que perpetúan y arropan tales conductas como las diversas desigualdades sociales y de género que existen, pero el origen es más bien de carácter educacional. Se sabe que esos estilos se pasan de generación en generación, por lo que urgen no sólo acciones que se centren en la educación de los niños y adolescentes, sino en la de los mismos padres. Es decir, el objetivo de este proyecto es claramente preventivo pero también es reparativo en el sentido que tanto agresor como agredido pueden participar en tal proyecto ayudándoles a clarificar y a acoger los procesos interiores. Ya tenemos experiencia de haber participado incluso en el mismo programa acosador y acosado por fenómeno de bullying y haber reparado tal relación. Además creemos que una formación en educación emocional en muchas ocasiones dota de recursos a la persona para encarar y enfrentarse a situaciones complicadas en la vida: tanto en edad de crecimiento como en edad adulta. Sin lugar a dudas lo contrario a la violencia es el encuentro inter-personal. Nuestro proyecto busca favorecer el encuentro interpersonal trabajando a partir de las experiencias emocionales de las personas. Partiendo tanto de experiencias agradables como desagradables. En concreto, queremos ofrecer a padres y madres en general pero prestando especial atención a aquellos en situación en riesgo de exclusión social o situación problemática al igual que a educadores que atienden adolescentes en situación conflictiva. Una formación emocional que ayude a conocer la propia complejidad emocional y saberse situar ante ella favoreciendo procesos de encuentro inter-personal. Así la persona quedará capacitada por propia experiencia, y no por una teoría que luego se olvida, para saber acompañar a hijos y alumnos en los mismos procesos. Este proyecto lleva en marcha desde 2014. Este año el formato será similar: para ello desarrollaremos una formación intensa de 35 horas donde los educadores (padres o profesores) aplicarán el programa UpToYou en sus propias personas para hacer ese crecimiento personal en el encuentro interpersonal a partir de su realidad emocional. Además tendrán material de trabajo individual y por parejas para otras 35 horas. También se creará un material educativo para que los educadores que no hayan podido venir a la formación puedan recibir algunos de los mismos beneficios.

Sobre nuestra actividad

UpToYou es una Fundación y por tanto, sin ánimo de lucro y por interés social, que trabaja para la mejora de la educación a través de la reflexión y divulgación de la educación emocional entendida como integración. Es decir, al servicio del crecimiento de la persona. Se trata de una opción educativa que entiende que la clave de la educación está en las relaciones interpersonales y no tanto en adquirir unas competencias o en técnicas, que también tienen su lugar. Ese encuentro interpersonal se da en clave emocional, pues las emociones, lejos de ser una mera reacción, son expresión de nuestra forma de vivir y ser. El diálogo emocional es diálogo personal y la educación emocional debe permitir ese encuentro interpersonal y hacerlo crecer.
Después de una experiencia educativa de 15 años en diversos colegios, se llegó a la conclusión de que el elemento clave para que el acto educativo y el alumno/hijo prosperen es la calidad de la relación del educador y del educando. Entonces, surgió la posibilidad investigar para mejorar la experiencia del encuentro interpersonal en el mundo de la educación. Esa relación humana tiene su propio lenguaje: el lenguaje emocional.