Mantenimiento de comedores – Premios Solidarios del Seguro 2018

Mantenimiento de comedores

Inicio / Proyectos para la Infancia y Juventud / Mantenimiento de comedores

FUNDACIÓN NIÑOS DE GUARATARO

Contemplamos en este proyecto el mantenimiento de nuestros dos comedores durante todo el año 2018. El proyecto se llevará a cabo en las aldeas de Arena Blanca y Buenos Aires Sur (Paujiles) en el municipio del El Progreso, departamento de Yoro, Honduras, Centroamérica. Nuestros comedores están a menos de una hora en coche del aeropuerto internacional de San Pedro Sula, la ciudad más importante a nivel comercial de Honduras, con todos los servicios de una ciudad moderna. La existencia de estos servicios nos facilita en gran manera el correcto funcionamiento del proyecto, aun cuando el coste de adquisición de la mayor parte de los productos no es acorde con la pobreza del país. La visita al proyecto es perfectamente viable.
En abril de 2017, Air Europa inauguró un vuelo directo Madrid-San Pedro Sula que ha acercado el acceso a la zona y confiamos en que nos ayudará en todas nuestras gestiones y facilitará la visita a nuestras instalaciones, aun cuando el viaje a través de Miami o El Salvador son igualmente sencillos.

Trabajos y actividades que se desarrollarán
El proyecto comprende el proceso completo de funcionamiento de los comedores, desde la adquisición de los alimentos y víveres hasta su consumo e incluso la limpieza de los locales.
* Adquisición de los alimentos: Nuestra experiencia de más de doce años gestionando comedores en la zona nos ha dado un profundo conocimiento de la realidad hondureña y más concretamente de las zonas en las que estamos establecidos. Acudimos a productores y proveedores locales de confianza contrastada y se realizan continuas comprobaciones de precios en el terreno y en los almacenes locales para buscar los mejores precios. La compra en grandes cantidades también nos da ventajas en los precios. Recibimos, además, por parte de empresas locales, donaciones en especie de algunos productos que reducen de manera importante el recibo de esta partida en nuestro presupuesto, aun cuando las dificultades por las que atraviesa el país centroamericano inciden directamente en este capítulo y en el mantenimiento de estas aportaciones, que se ha visto resentido en los últimos tiempos.
* Transporte: Contamos con los servicios de transportistas de las propias aldeas con los cuales se procede a la recogida de los alimentos adquiridos, con la ayuda de uno de los empleados de la Fundación o de los jóvenes voluntarios.
* Almacenamiento y conservación: Gracias además a nuestras instalaciones, completamente equipadas, contamos con una bodega (almacén) donde poder tener cantidades importantes de alimentos en perfecto estado de conservación, refrigeración o, en su caso, congelación. El almacenamiento se hace también teniendo en cuenta las fechas de caducidad y de mejor consumo, para aprovechar al máximo las cualidades de los alimentos adquiridos.
* Preparación: Se elaboran semanalmente los menús, siguiendo las instrucciones de nuestros pediatras. Diariamente el encargado del almacén separa los alimentos necesarios y los entrega a la cocina para su preparación.
* Consumo: Es este un capítulo que no se limita a abrir la puerta del comedor a los niños. Con la ayuda de los jóvenes voluntarios se enseña a los niños los necesarios hábitos higiénicos, como limpieza de manos y dientes, se mantiene el orden del comedor y se controla que cada niño termine su comida, recoja su plato, vaso y cubiertos y los deposite en los barreños puestos al efecto.
* Limpieza: Tras la comida, las cocineras y, en su caso, la limpiadora proceden a la limpieza de la cocina, del comedor y de los enseres utilizados para dejar todas las instalaciones limpias y preparadas para la siguiente comida.

Sobre nuestra actividad

La Fundación Niños de Guarataro se constituyó el año 2006, como continuación a las actividades que venían realizando Arturo Pérez-Moreiras y su mujer Inmaculada Ibarra, quienes se instalaron en Honduras en enero de 2003, hace ya once años
Nuestro objetivo es promover la dignidad de las personas, especialmente si se encuentran en situación de pobreza o exclusión social, con especial atención a los niños y jóvenes, para que superen dicha situación y puedan progresar intelectual y materialmente, ellos mismos y sus familias, comunidades y poblaciones.
Tenemos un colectivo de 115 beneficiarios directos y unos 2.000 indirectos. Fomentamos la cultura del esfuerzo y su propia implicación en labrar su futuro para garantizar la sostenibilidad del proyecto. Exigimos la escolarización a todos los niños del proyecto. La Fundación beca a los mejores alumnos en centros privados y provee a los demás de cuantas necesidades se generan en la altamente deficitaria escuela pública (uniformes, libros, material escolar).
Facilitamos almuerzo y cena a los niños y jóvenes adscritos al proyecto. Los niños del kinder desayunan leche y arroz o cereales. Los niños con desnutrición tienen dos tomas diarias más de leche especial.