Proyecto Conviviendo – Premios Solidarios del Seguro 2018

Proyecto Conviviendo

Inicio / Proyectos Sociales / Proyecto Conviviendo

FUNDACIÓN AMIGÓ

A partir de 2004 es el momento en el que en España las denuncias de padres/madres hacia sus hijos/as se ven incrementadas y comienza a surgir un nuevo concepto: la violencia doméstica ascendente o violencia filio-parental (VFP). Los datos de la Unidad Especializada en Menores, de la Fiscalía General del Estado, reflejan las cifras de violencia intrafamiliar: 4.659 casos en 2013, 4.753 en 2014, 4.898 en 2015 y 3.772 en 2016. Aunque en 2016 ha sufrido un leve descenso, cada año se abren más de 3.500 expedientes a menores por este tipo de delito, pero hay que tener en cuenta que sólo se denuncian los casos más graves, entre un 10% y un 15% del total.

El Proyecto Conviviendo es una propuesta socioeducativa y terapéutica que ofrece una respuesta especializada a aquellas familias que se encuentran en situaciones de conflicto entre los/as progenitores/as y sus hijos/as, específicamente aquellos en los que los/as hijos/as muestran algún tipo de violencia hacia sus figuras referenciales adultas. Por tanto, se trata de un proyecto de atención a familias con hijos/as, en la mayoría de los casos menores de edad, que presentan graves problemas de convivencia y alto grado de conflictividad; un servicio gratuito de orientación psicosocial y socioeducativa ante el conflicto familiar, al que las familias acuden voluntariamente.

Para poder actuar en fases previas del conflicto, y que las familias no tengan que llegar a la situación de denunciar a sus propios hijos/as, a finales del año 2015 empieza a funcionar el Proyecto Conviviendo en Madrid, replicándose en Galicia desde 2017 e iniciándose en Euskadi y en Alicante desde 2018. Las actividades que engloba el proyecto se pueden enmarcar dentro de dos ámbitos de actuación, por un lado una labor de preventiva y de sensibilización y por otro una vertiente orientada hacia la intervención directa en los conflictos familiares que ya se encuentren presentes en los núcleos familiares de las personas atendidas, a través de intervenciones tanto socioeducativas como psicosociales. Durante 2018 se espera llegar a más 3.900 personas en toda España gracias a los talleres de prevención y sensibilización y atender a más de 400 jóvenes y 320 progenitores y/o familiares.

Por su especialización en la atención de la violencia filio-parental, Fundación Amigó es una de las organizaciones fundadoras de la SEVIFIP, Sociedad Española para el Estudio de la Violencia Filio-parental. También ha llevado a cabo campañas de sensibilización sobre la problemática familiar y social que supone la violencia filio-parental, como la realizada en 2017 denominada “Violencia filio-parental. Una realidad invisible”.

Una de las claves del Proyecto Conviviendo para lograr su sostenibilidad a lo largo del tiempo, así como su replicabilidad en otros territorios, es su adaptabilidad a la problemática detectada, es decir, a lo largo de la ejecución del proyecto se sigue estudiando el problema social para ir cubriendo las necesidades detectadas. Gracias a su metodología de atención innovadora, en 2016 el Proyecto Conviviendo obtuvo el premio a la Iniciativa Social Innovadora de la Asociación Española de Fundaciones (AEF). La innovación social, metodológica y pedagógica forma parte de la Pedagogía Amigoniana empleada en todos los proyectos. Uno de los pilares del planteamiento de la pedagogía amigoniana es tener una visión optimista de la persona, que pese a presentar carencias de cualquier orden es capaz, con sus medios y potencial, de conseguir levantarse y alcanzar una vida digna, mediante el apoyo y el acompañamiento que supone nuestra intervención socioeducativa y psicosocial.

Sobre nuestra actividad:
Fundación Amigó tiene por misión la investigación, formación, sensibilización, asistencia y cooperación técnica en los campos educativos y sociales para el desarrollo humano, la calidad de vida y el mejoramiento de la prevención, asistencia, integración y rehabilitación de niños/as, adolescentes y jóvenes que sufren abandono, marginación, alcoholismo, drogadicción, delincuencia, malos tratos, aislamiento y pobreza en el Estado Español y/o en el extranjero. Así como el trabajo con sus familias, promoviendo su progresiva reinserción social y su desarrollo libre e integral como personas con sus derechos plenamente respetados y efectivos.