Sexo, drogas y tú: prevención en chemsex – Premios Solidarios del Seguro 2018

Sexo, drogas y tú: prevención en chemsex

Inicio / Proyectos de Investigación / Sexo, drogas y tú: prevención en chemsex

APOYO POSITIVO

El proyecto Sexo, Drogas y TU integra dos líneas de acción principales simultaneas; por un lado, la prevención y sensibilización, y por otro lado, la intervención para personas usuarias de chemsex. Este proyecto parte de un estudio previo y de un protocolo de investigación sobre los casos. Se ejecuta en Madrid, Málaga y Torremolinos.
El objetivo principal del proyecto es facilitar por tanto una atención integral: psicológica, psiquiátrica y social, personalizada, así como programas de concienciación, educación sexual y educación para reducción de daño en función de las necesidades de la persona; de igual forma se fomenta y desarrolla nuevas redes sociales y nuevas alternativas de ocio saludable que cubren carencias y necesidades psicológicas fundamentales para un abordaje integral.

Para ello se han establecidos convenios y protocolos de actuación tanto con el Instituto de Adicciones del Ayuntamiento de Madrid, con el que se trabaja en coordinación, como con las diferentes unidades de VIH de los Hospitales de la Comunidad de Madrid (Infanta Leonor, La Paz…). En estas unidades y en Centros de Salud de la Comunidad de Madrid se imparte formación a los sanitarios para dotarlos de las herramientas necesarias para detectar personas que practican chemsex.
Desde estas unidades, nos derivan a la persona, para una evaluación psicológica y elaboración de un diagnóstico de presunción.

Durante 2017 hemos formado a más de 500 profesionales sociosanitarios, y hemos atendido a más de 90 personas con problemas derivados de esta práctica; 45 de ellos en tratamiento psiquiátrico. Estas personas, en su mayoría, no habían acudido nunca antes a dispositivos de salud para hablar de su problema o solicitar ayuda. Por tanto, este proyecto ha funcionado como puerta de entrada a un problema de salud pública que está siendo de actualidad en el colectivo de HSH y de esta manera iniciar un abordaje individualizado de cada usuario/paciente, cubrir sus necesidades particulares desde una perspectiva biopsicosocial e iniciar un abordaje en red que permita el tratamiento de posibles trastornos mentales, trastornos adictivos, enfermedades de transmisión sexual y problemas sociales asociadas a la práctica de chemsex.
Además, el proyecto ha conseguido la Concesión de Aval científico por la Sociedad Española de Patología Dual; y el Premio SEP a la Innovación Clínica, en la categoría de Programa Clínico, en el Congreso Nacional de Psiquiatría.

Tras más de un año de trabajo, llegamos a las siguientes conclusiones:
1. Nos encontramos ante un fenómeno emergente cuya magnitud aún no ha sido dimensionada, siendo necesarios estudios epidemiológios cuantitativos y cualitativos, que puedan dar cuenta del impacto del chemsex en España. Dadas las particularidades del chemsex, sería conveniente incluirlo dentro de los sistemas de vigilancia epidemiológica.
2. Es necesario el desarrollo de programas de formación interdisciplinar y la creación de redes de trabajo para una comprensión del fenómeno en su complejidad. En este sentido es fundamental la cooperación interinstitucional entre los diferentes dispositivos asistenciales y los servicios de atención que ofrecen las ONG.
3. Dadas las características del fenómeno, es necesario incluir en la atención a las personas que practican chemsex la perspectiva de género y de la diversidad sexual, así como la perspectivas de reducción de riesgos y daños.
4. Es necesaria una atención integral y transversal que incluya la colaboración de expertos de diferentes campos en la atención a las personas que practican chemsex: psiquiatras expertos en trastornos por comportamientos adictivos y uso y abuso de sustancias y patología dual, médicos expertos en área de infectología, psicólogos, mediadores en salud, sexólogos, terapeutas ocupacionales, trabajadores sociales, antropólogos especialistas en antropología médica, así como las personas que practican chemsex, como expertos de sus propias experiencias y conocimiento del fenómeno.

Sobre nuestra actividad

Apoyo Positivo nace en 1993 para defender los derechos de las personas afectadas por el VIH así como su integración en la sociedad. En este tiempo, hemos desarrollado un modelo de ONG, basada en la innovación social, que promociona y atiende la diversidad y sus necesidades en tres áreas de trabajo, salud, educación y derechos, y en las siguientes líneas de acción:
• Asistencia y promoción de la salud, en factores físicos, ITS, VIH u otras alteraciones funcionales, emocionales o psicológicas.
• Intervención, defensa y promoción de la educación sexual y afectiva, como motor del desarrollo personal.
• Defensa y promoción de los derechos sexuales y reproductivos, como derechos humanos fundamentales universales.
• Promoción, integral y transversal, de los derechos humanos, la diversidad y la ciudadanía activa.
Nos regimos por los principios de no discriminación, democracia interna, solidaridad y justicia social, respeto de la pluralidad y respeto de los derechos humanos.