Buen trato y dignificación de las personas mayores

La Fundación Mayores de Hoy en su trayectoria de acciones formativas iniciada en 2015, ha analizado las situaciones de malos tratos en el cuidado a mayores, conociendo de primera mano los protocolos de actuación que desde las Administraciones Públicas se están aplicando en torno a este tema.

El buen trato no es sólo la ausencia de maltrato físico o psicológico, sino que implica respetar la dignidad de cada persona. Existen formas de maltrato muy sutiles, que van desde pequeños gestos, expresiones inadecuadas e, incluso, actitudes que poco a poco minan la autoestima de la persona.

El buen trato es una máxima que requiere de empatía, de ponerse en la piel del otro para sentir y percibir, en definitiva, sus necesidades e inquietudes. El buen trato, simplemente, requiere reconocer al otro de igual a igual.

En el caso de las personas mayores el buen trato se puede ver interferido por actitudes paternalistas, que infantilizan al mayor y limitan su capacidad para tomar decisiones con autonomía e independencia sobre cómo quiere vivir. Debemos darle los instrumentos necesarios para que pueda desenvolverse con seguridad y, al mismo tiempo, el profesional sanitario debe saber cómo comunicar a diferentes colectivos y adaptarse a sus necesidades.

De ahí la importancia de sensibilizar al profesional sociosanitario y la necesidad de detectar y diagnosticar situaciones que conduzcan a un trato inadecuado para diseñar las herramientas necesarias que logren revertir estas situaciones indeseadas. Un proceso que debe pasar, indiscutiblemente, por acabar con falsas ideas sobre el envejecimiento y las capacidades o habilidades de las personas mayores, así como por cultivar la empatía intergeneracional.

La propuesta de la Fundación Mayores de Hoy se centra en la participación activa de los profesionales, desde los propios centros socio sanitarios, a través de diversos talleres de sensibilización donde aprendan a identificar las situaciones de malos tratos y conocer los recursos sociales existentes, así como prevenir estas situaciones, informándose con profesionales en materias legales y de otra índole, a fin de garantizar que la voluntad de los mayores va a ser cumplida cuando se presenten situaciones de dependencia y por la necesidad de tener la certeza del trabajo bien hecho, desde la más estricta ética profesional.

Es importante que analicen sus actuaciones, las valoren y reconozcan posibles situaciones de no buen trato hacia las personas a su cuidado, independientemente de su grado de dependencia.

El proyecto ha tenido en cuenta de forma transversal la sensibilización de la sociedad en su conjunto, incidiendo en los más jóvenes, para que se conciencien sobre la heterogeneidad de las personas mayores. A este respecto hemos contado con varias Universidades Públicas y privadas para trasmitir este mensaje. Dignificar la vejez enriquece a toda la sociedad, que necesita de su sabiduría y experiencia.

En resumen el proyecto ha logrado los siguientes objetivos:

– Dignificación de las personas mayores y empoderamiento.
– Sensibilización a público general a través de la formación y concienciación sobre el buen trato a las personas mayores
– Fomentar el valor positivo intergeneracional como capital activo en nuestra sociedad.
– Promocionar e implantar el proyecto en otros territorios con la finalidad de conseguir eliminar estas situaciones de malos tratos.
– Establecer estrategias de coordinación, alianzas y sinergias con otros entes sociales en torno a las personas mayores
– Detectar situaciones de trato no adecuado en el ámbito profesional y analizar conjuntamente las vías de mejora.

FUNDACIÓN MAYORES DE HOY

Fundación Mayores de Hoy nace como respuesta al reto demográfico al que se enfrenta España. El envejecimiento en nuestro país tiene dos características diferenciales: el sobreenvejecimiento y la feminización de la vejez.

Consciente de esta realidad, Fundación Mayores de Hoy promueve el envejecimiento activo, fomentando el bienestar y la calidad de vida en la madurez. Asimismo, impulsa iniciativas dirigidas al cuidado de las personas de mayor edad, especialmente de aquellas en situación de dependencia o discapacidad, a través de acciones de formación y concienciación entre los profesionales de atención a las personas mayores, así como entidades que trabajan con este colectivo.

FMDH cuenta con apoyos significativos tanto en el sector privado como en el ámbito público, destacando entidades como el IMSERSO, la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid y su Área de Equidad, Derechos Sociales y Familia entre otros.