La necesidad de la Fisioterapia en enfermos de Alzheimer y otras demencias.

Las alteraciones estructurales en el cerebro, unidas a las alteraciones por otras enfermedades y la edad, provocan importantes efectos en el funcionamiento físico de nuestro cuerpo, que reducen gradualmente las capacidades de las persona. Los cambios morfológicos y funcionales en las demencias son cambios que afectan al equilibrio estático, la marcha, y la capacidad de respuesta rápida ante el desequilibrio y cambios que afectan a los mecanismos eferentes correctores de la postura.
La fisioterapia en AFACO es una parte fundamental de nuestros servicios porque ofrecemos programas de ejercicio físico regular y controlado que provoca efectos beneficiosos para la salud. La educación física, de la mano de la psicomotricidad y el juego terapéutico son fundamentales en el tratamiento de las demencias. El ejercicio físico adaptado aumenta la ejecución de las actividades de la vida diaria y disminuye la agitación y las conductas depresivas, mejorando y manteniendo la capacidad funcional, potenciando las capacidades residuales y retrasando el deterioro, mejora la competencia cardiovascular, mejora la postura y previene y reduce las caídas.
Los beneficiarios del Servicio de Fisioterapia en AFACO, son todos aquellos usuarios que se encuentran en nuestros centros previa valoración por parte del Fisioterapeuta y el establecimiento de los objetivos a conseguir por cada uno de ellos, que varían en función del paciente, su diagnóstico de demencia y de su estado general de salud.
Llevamos a cabo programas fisioterapéuticos con ejercicios de equilibrio flexibilidad y aeróbicos, que mejoran la salud, la función física y la depresión, regulan aspectos como la falta de apetito y el sueño; proporcionan sensaciones positivas y favorecen la circulación cerebral. Los ejercicios son diseñados para mejorar las funciones motrices como prevención a las caídas y fracturas, ocasionadas por las dificultades de movilidad. La estimulación propio y excteroceptiva facilita las tareas de cuidado y mejora la orientación en el lugar de residencia, disminuye las alteraciones de conducta y reduce la apatía.
Los objetivos que perseguimos a largo plazo son: mantener y recuperar el portencial psico-físico y la funcionalidad, retardar los procesos degenerativos, conseguir la máxima independencia para el desarrollo de las actividades cotidianas y de movilidad, aumentar la agilidad, estabilidad y coordinación; mantener y mejorar la marcha, mejorar la capacidad cardiorrespiratoria y circulatoria; retrasar la pérdida de masa ósea, asesorar a familiares cuidadores en técnicas de movilización, cuidados y ayudas técnicas.
Los objetivos a corto plazo que perseguimos son aliviar el dolor, aumentar o mantener arcos de recorrido articular, relajar la musculatura sobrecargada, potenciar la musculatura debilitada, aumentar la estabilidad funcional y el equilibrio estático, dinámico y en bipedestación, facilitar el recuerdo de patrones de movimiento normal, mejorar el control de la postura y movimiento; y prevenir y tratar las caídas y sus consecuencias.
El planteamiento de los objetivos será en todo momento de carácter individual y específico adaptado a cada usuario.
Cuando se produce una incorporación al centro se hace una valoración por parte del equipo de fisioterapia y se deciden los objetivos del tratamiento del paciente y el tipo de intervención a aplicar: tratamientos generales o tratamientos específicos.
Los tratamientos generales se realizan mediante un circuito de entrenamiento, circuito de psicomotricidad, actividad física en grupo.
Los tratamientos específicos, son en los que se trabaja de manera individual con cada usuario debido a que presentan otras patologías que requieren una atención personal o porque el tratamiento individual no es suficiente para alcanzar los objetivos que nos planteamos.
A mayores, realizamos otras actividades que complementan la fisioterapia grupal como trabajar con aros, bolos, pelotas, etc.

Asociacion de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras Demencias de A Coruña