Make-IT-Safe (por el uso seguro de Internet y las redes sociales): niño, niñas y adolescentes como agentes de cambio

Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) han supuesto una revolución social. Las numerosas ventajas que suponen en la organización y gestión de nuestra vida, comunicaciones y entretenimiento son incontables y a ello es necesario añadir la constante evolución y diversificación que ofrecen. No obstante, el uso de las TIC y especialmente las redes sociales no se encuentra exento de riesgos y potenciales situaciones de peligro que es necesario atajar y prevenir.

La violencia contra la infancia y la adolescencia constituye un problema social cuyo impacto es significativo y preocupante. A las tipologías de violencia que podrían ejercerse contra niños, niñas y adolescentes se añaden nuevas formas a través del uso de las TIC como el cyberbullying o diversas formas de violencia sexual como el grooming o las imágenes de abuso sexual infantil.
Por lo tanto, resulta fundamental establecer estrategias de prevención y cada vez a edades más tempranas, puesto que el comienzo en el uso de los medios digitales y, por tanto, la exposición a posibles situaciones de riesgo, va descendiendo progresivamente.

El buen trato y la perspectiva de promoción de la infancia y la adolescencia fundamentan el desarrollo y la implementación de nuestro programa Make-IT-Safe cuyo objetivo principal es la prevención de la violencia y, en concreto de violencia sexual, a través del uso de Internet y las redes sociales por parte de niños, niñas y adolescentes. Se trata de un programa que trabaja en los mismos contextos donde éstos se desenvuelven (escuelas, centros de ocio, centros de atención a necesidades especiales, centros de protección, etc.), donde, a través de actividades socio-educativas en formato taller, se abordan todas las cuestiones planteadas para reducir la probabilidad de verse envuelto en situaciones de violencia en el entorno online.

Una de las particularidades del Programa, es la que tiene que ver con la participación infantil y juvenil. Desde 2018 venimos implementando una serie de actividades que pretenden involucrar al grupo de iguales en las estrategias preventivas y de empoderamiento de niños y niñas frente a la violencia online. Un igual es alguien que pertenece al mismo grupo social y que comparte algunas características, como la misma edad, sexo, etc. Y el grupo de iguales puede influir de manera significativa en sus miembros, haciendo que las personas cambien sus actitudes y comportamientos, también en Internet.

Atendiendo a lo anterior, las actividades que desarrollamos consisten en formar a niños, niñas y adolescentes entre los 13 y los 17 años sobre cómo usar las TIC de manera segura y responsable, cómo identificar diferentes situaciones de violencia que pueden darse en este entorno y capacitarles sobre las diferentes estrategias y recursos de autoprotección para que, a su vez, puedan transmitir este conocimiento a otros niños, niñas y jóvenes.
A través de nuestra experiencia hemos podido comprobar que la educación entre iguales es una de las formas más eficaces de crear y compartir conocimiento. Los jóvenes tienden a escuchar más a las personas de su misma edad, ya que pueden identificarse más fácilmente y hablar el mismo «idioma». Esto aumenta la credibilidad de la información y la experiencia que un igual comparte en un grupo. Por lo tanto, su punto de vista se percibe como más significativo y honesto y menos autoritario, lo cual aumenta de manera sustancial la eficacia de las estrategias preventivas que impulsamos.

Como complemento a las actividades desarrolladas, se considera necesario disponer de materiales de apoyo (dosieres, pósteres, trípticos, etc.) que contengan los principales mensajes para la prevención y la resolución de situaciones de riesgo. La previsión es el desarrollo de material específico y adaptado que facilite un lenguaje compartido.

Federación de Asociaciones para la Prevención del Maltrato Infantil (FAPMI)

FAPMI desarrolla un amplio conjunto de actividades que intentan abarcar cualquier forma de violencia contra la infancia. También pretende crear espacios de colaboración con todos los ciudadanos, profesionales, Administraciones, entidades y organizaciones que tengan objetivos análogos o complementarios a los nuestros: la prevención del maltrato infantil y la promoción del buen trato a la infancia como estrategia más eficaz. Hasta la fecha hemos realizado más de 200 programas de prevención, sensibilización y/o tratamiento realizados tanto en temas de desprotección infantil como de promoción de los derechos de la infancia a nivel estatal, autonómico e internacional. Asimismo, hemos participado en el diseño, evaluación y seguimiento e implementación de varios planes estatales focalizados en infancia y en varios informes dirigidos a entidades estatales e internacionales, incluyendo el Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas. Publicamos materiales específicos en protección infantil y organizamos desde 1989 el Congreso Internacional de Infancia Maltratada.