Refuerzo de las capacidades de diagnóstico obstétrico por imagen en Boma (RD. Congo)

El proyecto pretende dotar de un equipo de ecografía a la maternidad del Centro Médico-Maternidad de Saint Léonard, en la comuna de Kalamu, ciudad portuaria de Boma, a 590 km de la capital de la República Democrática del Congo, Kinshasa. El centro atiende a una población de 3.622 habitantes. Matres Mundi construyó en 2009 la maternidad, con el socio local FOMARC (Foyer Marie Reine des Coeurs), lo que evitó los largos y costosos desplazamientos de las pacientes al no contar la zona con un centro de atención sanitaria más próximo. Pasados 10 años, el centro necesita dotarse de un equipamiento moderno de detección rápida de partos de riesgo. En lo que va de año 2019 se han producido 4 muertes maternas por no haber detectado una mala posición fetal.

Dotar al centro médico Saint Léonard de un kit de ecografía sería de un gran impacto para salvar numerosas vidas y poder realizar diagnósticos más precisos y rápidos, además evitaría nuevos desplazamientos de aquellas mujeres que precisan de estas pruebas de diagnóstico.

Se trata de acción que no es costosa, que es altamente eficiente pues con pocos recursos tiene un impacto grande en la salud de las madres y el feto. El presupuesto consiste en la adquisición de un ecógrafo con el kit que lo acompaña, un grupo electrógeno para asegurar la corriente eléctrica permanente, y el desplazamiento para adquirir el ecógrafo en la capital Kinshasa. No necesita por el momento formación, pues el personal médico está capacitado ya para el uso del ecógrafo.

Durante el año 2018 el centro atendió a 353 enfermos, 157 mujeres embarazadas en observación, 54 distocias con cirugía urgente, 6 distocias con resultado de muerte materna o neonatal, hubo que referir a otros centros más alejados 43 pacientes para exámenes ecográficos, y 3 traslados tuvieron como resultado la muerte del paciente.

Laadquisición del equipo permitirá prevenir las intervenciones en caso de distocias, reducirá notablemente los riesgos de muertes maternas y/o neonatales, eliminará la necesidad de traslados para exámenes complementarios. Cabe decir que en los países del África Subsahariana, con una elevada natalidad, las mujeres soportan una carga reproductiva muy alta, con cada vez más complicaciones de salud, y una muerte materna supone algo más que la lamentable pérdida humana, pues normalmente la incidencia en la vida familiar es elevadísima, pues suele dejar a muchos huérfanos detrás y el impacto para sus vidas futuras es alto, por motivo de desestructuración familiar.

Además del servicio a la población de la zona que tiene como referente al centro de salud Saint Léonard, la adquisición de un ecógrafo servirá también para recibir a la población de otras zonas adyacentes que tampoco disponen de dicho equipamiento, en concreto podrán referir pacientes los centros Mama Makuela, Dibosco, Maman Umba, Centro de Salud del Estado Mpulusu, Centro Materno La Main de l’Eternel.

Matres Mundi

Matres Mundi nace en Barcelona en 1996 con el objetivo de promover una maternidad digna y segura. Formada por profesionales de la salud materno infantil, inicia sus acciones de cooperación sanitaria en 1997. Ha trabajado en los 5 continentes, si bien la mayor parte de su trabajo se ha desarrollado en África Subsahariana, por tener las más altas tasas de mortalidad materna.
En 22 años más de 80 acciones en 15 países de África, entre donaciones, formación, y proyectos de cooperación. Ha centrado su trabajo en el apoyo y mejora de los centros de salud, especialmente maternidades que necesitaban tanto de infraestructura, como de formación de sus profesionales, o de material sanitario imprescindible para su actividad. Cerca de 60 centros de salud, hospitales y maternidades en toda África se han beneficiado de dichas intervenciones. Recientemente recibió el Premio Anesvad de cooperación sanitaria en África.