Reimpulsando Vidas

En España 12,3 millones de personas (26.6% de la población) se encuentran en riesgo de pobreza o exclusión social. Las circunstancias socio-económicas actuales han generado un aumento de población vulnerable debido a la precariedad laboral y económica y las elevadas rentas de alquiler.

Trabajar con familias que han perdido el empleo o la vivienda es muy complejo porque muchas veces su experiencia vital está muy dañada, se encuentran desorientados y angustiados, más si cabe, cuando tienen menores a su cargo.

El objetivo del proyecto es ayudar a familias, que están atravesando dificultades que les sitúan en riesgo de exclusión, a reimpulsar sus vidas y salir adelante con plena autonomía social y laboral.

Para ello, Fundación Tengo Hogar trabaja en la recuperación económica y estabilidad familiar y social mediante la inserción o mejora laboral, así como acciones formativas enfocadas al empleo.

Para cada familia, se diseña y desarrolla un itinerario completo de inserción socio-laboral, integrando acciones de información, orientación para el empleo y asesoramiento, realizadas mediante sesiones individuales y grupales de formación socio-laboral para conseguir los siguientes objetivos:
1. Aumentar la motivación para la búsqueda activa de empleo y recuperar la autoestima por medio de coaching laboral exigente. De esta forma se incrementan sus posibilidades de encontrar un empleo o mejorar el actual.
2. Orientar y Capacitar a las personas en los sectores donde hay más empleo.
3. Apoyar en la conciliación laboral y familiar que mejore su empleabilidad y estabilidad laboral.

Para ello les facilitamos:
1. Diagnóstico de la situación familiar.
2. Asesoramiento y apoyo para acceso a los recursos públicos y privados disponibles.
3. Formación específica para obtener certificados profesionales que les capaciten en sectores donde hay más oferta laboral.
4. Coaching laboral exigente que permite identificar y superar los factores personales y familiares que dificultan el acceso al mercado laboral.
5. Coordinación con los Servicios Sociales públicos y otras Instituciones privadas para una óptima intervención.
6. Oportunidades reales de trabajo a través de la red de contactos de la fundación con empresas que ofrecen puestos de trabajo en línea con sus capacidades.

El enfoque diferencial de Fundación Tengo Hogar se fundamenta en estos cuatro pilares:

1. Trabajo personalizado, intensivo y continúo de acompañamiento con cada familia: es individualizado, diseñado a medida y adaptado según las circunstancias.
2. Temporalidad del apoyo: el tiempo de trabajo con los beneficiarios es limitado y muy intensivo, a fin de promover su completa autonomía y evitar dependencias. Desde el primer día los beneficiarios perciben que este apoyo es una oportunidad temporal que deben aprovechar.
3. Trabajo en Red con otras instituciones y agentes sociales para realizar una intervención integral que cubra las necesidades de la familia.
4. Utilización de la red de contactos y acuerdos de integración laboral de la fundación para que los beneficiarios puedan acceder a oportunidades reales de trabajo en empresas de asistencia a mayores, limpieza, transporte y otros tipos de servicios

La Fundación cuenta con un equipo comprometido de profesionales, patronato, y voluntarios que contribuye, con su trabajo, a construir el proyecto Tengo Hogar de la Fundación.

Fundación Tengo Hogar

Tengo Hogar nace en 2014 en Madrid en plena crisis económica como reacción de la sociedad ante las crecientes necesidades de amplias capas de la población: los nuevos pobres.
Trabajamos ofreciendo apoyo a familias vulnerables, con niños a cargo, que atraviesan dificultades económicas. Les ayudamos a reimpulsar sus vidas logrando su autonomía laboral y económica en un plazo limitado.
Para ello, desarrollamos un completo programa de recuperación mediante la inserción o mejora laboral y formación enfocada al empleo. Esta labor se realiza gracias a un equipo de profesionales con amplia experiencia en acompañamiento.
Paralelamente, apoyamos en las necesidades específicas familiares: alimentos, ropa, cuidado de niños, apoyo psicológico o jurídico.
Desde el inicio, hemos ayudado a más de 190 familias a salir de la precariedad (50% monoparentales), 663 personas han sido atendidas, de las cuales, más de la mitad niños y se han conseguido 330 inserciones laborales.
Observa este testimonio: