VIVIR DESPUÉS DE UN ICTUS

VIVIR DESPUÉS DE UN ICTUS atiende a las personas que han superado un ictus adquiriendo una discapacidad y/o una situación de dependencia, temporal o permanente; con actuaciones dirigidas a mejorar su calidad de vida, promocionando la autonomía y el desarrollo psicosocial. El proyecto lo impulsa la Fundación Ictus con las 4 asociaciones de pacientes de ictus de Barcelona, Lleida, Girona y Tarragona. El proyecto acompaña al paciente y a sus familiares, después del alta hospitalaria y durante el proceso rehabilitador con un servicio de atención.

El ictus puede quitar a quién lo sufre la capacidad de interactuar con el mundo que nos rodea y su autonomía. Según cual sea el área del cerebro que se lesiona después del ictus podemos tener dificultades para movernos, conversar, pensar o sentir. Nuestro cerebro controla todas nuestras acciones.

Para conseguir mejorar esta situación realizamos 4 dinámicas:
1) Información y orientación
2) Atención psicosocial
3) Rehabilitación y estimulación
4) Sensibilización.

Todas las actividades son presenciales, de continuidad, individuales y/o grupales. Las llevan a cabo un coordinador y un grupo de personas voluntarias testimoniales, con el apoyo de una psicóloga y centros de neurorehabilitación y estimulación.

El proyecto beneficia a 540 personas supervivientes de ictus, y 1080 personas familiares y/o cuidadoras. El proyecto cuenta con la experiencia de cuatro años. En este tiempo, hemos detectado un incremento de usuarios y de actividades, por lo que con más ayuda podríamos atender a más personas.

El ictus es la primera causa de muerte en mujeres y la tercera en hombres. El envejecimiento progresivo de la población tiene un predominio de las enfermedades crónicas como las cardiovasculares. Es fundamental actuar rápido para atender las necesidades sociales que se derivan en situaciones de dependencia. El ictus forma parte de estas y constituye la primera causa de discapacidad y dependencia en adultos, la primera causa de muerte en mujeres, y una de las diez causas más frecuentes de mortalidad en la infancia. En Cataluña provoca 13.000 ingresos hospitalarios al año, un ictus cada 40 minutos.

La Fundación Ictus también tiene el objetivo de potenciar la red de asociaciones colaborando con las entidades ya existentes y la creación de nuevas sinergias. “Lo que nos hace levantarnos cada día para generar complicidad y crear un red cada vez más grande, son las personas. Cada superviviente tiene una historia, unos límites para romper, un camino para recorrer. Y queremos darle la mano. No está solo o sola. Es más, la Fundación se abre a la sociedad para que el superviviente encuentre apoyo. Nosotros, en la Fundación Ictus, estamos aquí para garantizarlo.” E. Ortinez, responsable del proyecto.

Fundación ICTUS

MISIÓN
Somos una entidad con presencia social que apoya a las personas que han sufrido un Ictus. Somos líderes en la defensa y apoyo de los afectados; en dar a conocer la enfermedad y cómo prevenirla, y en impulsar la investigación sobre la enfermedad.

OBJETIVOS
• Difundir el conocimiento de la enfermedad y prevenirla.
• Apoyar a los pacientes con ictus y a sus familias.
• Ser líder en la defensa y apoyo de las personas con ictus y crear con alianzas con entidades.
• Impulsar la investigación de la enfermedad y su impacto.

Tres grandes ejes de actuación:
1.- COMUNICACIÓN: Dar a conocer la enfermedad. Prevenir, evitar y superar
2.- AYUDA A LA DISCAPACIDAD: Apoyar a los afectados, aportando información y servicios de rehabilitación y estimulación. Potenciar las asociaciones territoriales de pacientes de ictus.
3.- INVESTIGACIÓN : Información y apoyo a la investigación