FUNDACIÓN PADRE ARRUPE

La Fundación Padre Arrupe (http://www.fundacionpadrearrupe.org/) desarrolla en El Salvador un proyecto de gran envergadura que trabaja principalmente en las áreas de educación y salud con población de escasos recursos económicos de la zona nororiente del Área Metropolitana de San Salvador. Para ello se han creado y se gestionan dos instituciones: el Colegio Español Padre Arrupe y la Clínica Asistencial Padre Arrupe.

El Colegio Español Padre Arrupe tiene una población cercana a los 1.500 alumnos en edades de los 4 a los 18 años en niveles que van desde preescolar hasta bachillerato.

La Clínica Asistencial Padre Arrupe trabaja con la población de la zona atendiendo en servicios de medicina general y de especialidades, exámenes y suministro de medicamentos esenciales.

 

Presentan 3 proyectos

1º.- Mejora del rendimiento académico del alumnado de Colegio Español

Padre Arrupe a través del programa de refuerzo alimentario de la población estudiantil con déficit nutricional. Becas de Alimentación

La brutal crisis económica por la que pasa el mundo entero ha afectado con mayor impacto en las condiciones de vida de la población a países que ya presentaban serias condiciones de vulnerabilidad como El Salvador. Las familias, cada vez más afectadas, no pueden hacer frente a todos los gastos necesarios para la formación y desarrollo integral de sus hijos, situación que se evidencia en visitas de los padres y responsables familiares a la Dirección de nuestro centro escolar.

Los ingresos de las familias que atendemos son, en promedio, un poco menor a dos salarios mínimos (alrededor de 450 dólares) para grupos familiares que típicamente rondan los 4 ó 5 miembros. En algunos casos sólo uno de los miembros cuenta con un empleo formal y, en muchos casos, no existe el empleo formal sino una amplia variedad de subempleos. Además, muchas de nuestras familias dependen de remesas enviadas por familiares en Estados Unidos para sostenerse, las cuales han disminuido por la misma crisis. Esto aunado a la desestructuración familiar y a una economía familiar sumamente frágil, dibujan un panorama incierto para estos jóvenes.

La malnutrición tiene una influencia devastadora en la formación correcta del sistema nervioso provocando, no solo una baja capacidad de aprendizaje, sino que en algunos casos puede generar confusión en lo que se lee y se escribe. Además, tiene efectos profundos en la salud de niños y jóvenes, lastrando también las habilidades que los harán capaces de comunicarse, pensar analíticamente, socializar efectivamente y adaptarse a nuevos ambientes y personas.

Si no se ponen en marcha programas o proyectos que ayuden a paliar la malnutrición de estos niños y jóvenes no tardarán en aparecer, primero la repetición del grado escolar y después el abandono de los estudios, convirtiendo a los afectados en savia de la que se nutrirán las bandas delincuenciales que operan en la zona. Se cierra así, de nuevo, el círculo de la miseria y la exclusión

Así, el Colegio Español Padre Arrupe, ofrece desde el año 2003 un acompañamiento a las familias en forma de becas de alimentación para aproximadamente un 10% de la población escolar más necesitada (150 alumnos). Los programas de Becas de Alimentación buscan contribuir a paliar el problema de malnutrición infantil y juvenil, proporcionando desayuno y almuerzo a aquellos que a través de herramientas de identificación socioeconómica, se detecte que lo necesitan.

El monto de cada beca de alimentación se ha establecido en 400 euros por año lectivo por cada niño. En el caso que nuestro proyecto sea seleccionado para el Premio Solidarios del Seguro, la cantidad de niños a beneficiar dependerá del monto asignado. Para ilustrar mejor el alcance del proyecto, se presenta un escenario propuesto con 40 alumnos becados:

Costo de la beca por alumno: 400 Euros

Cantidad de alumnos becados: 40 alumnos

Total del proyecto: 16.000 Euros.

 

 

2º.- Clínica Asistencial Padre Arrupe. Prevención de cáncer de mama en mujeres Salvadoreñas

La Clínica Asistencial Padre Arrupe es un proyecto de Atención Primaria en Salud que busca la mejora de la atención sanitaria en las áreas periféricas de la zona nororiente del área metropolitana de San Salvador, la capital del país.

La zona de influencia tiene una población aproximada a las 750.000 personas en cuatro municipios del área y está muy bien conectada con la capital San Salvador y otros municipios en sus alrededores. La mayor parte de la población es urbana, aunque se encuentran algunas zonas rurales. La característica común de estos municipios es el alto crecimiento poblacional que no ha sido acompañado por un desarrollo de infraestructura social (educación, salud, diversión, ocio, etc.). La tendencia en los últimos años ha sido la agudización de la pobreza, el aumento del desempleo, del subempleo y, sobre todo, de la violencia en todos sus niveles. El Salvador sufre un serio problema de pandillas juveniles, extorsiones, tráfico de drogas y armas, aunado a un cuerpo de policía y a un sistema jurídico cuestionable.

La situación de salud del país en general es muy deficiente y presenta carencias en áreas que son vitales para la salud de colectivos en condiciones de vulnerabilidad, como las mujeres, frente a enfermedades que, detectadas oportunamente, pueden tener un buen pronóstico de supervivencia, como es el caso de los diferentes tipos de cáncer que pueden afectar a la mujer.

En el país se están haciendo esfuerzos por promover una cultura de prevención orientando a las mujeres a realizarse una citología y una mamografía al menos una vez cada dos años.

El chequeo ginecológico y citológico no presenta un problema mayor que el de la saturación del sistema de salud pública. Sin embargo, la realización de un tamizaje mamográfico efectivo requiere de equipos y personal especializados, así como instalaciones con los controles de calidad suficientes para garantizar la fiabilidad del examen a realizar. El Salvador cuenta con un Mamógrafo por cada 200.000 mujeres en edad para realizarse la prueba.

En este sentido, la mamografía fue una de las primeras apuestas que nuestra clínica realizó desde sus inicios. El programa de tamizaje mamográfico ha tenido una muy buena aceptación llegando a realizar casi 20.000 mamografías en el año 2014.

En las instalaciones gubernamentales la realización de estos estudios presenta saturación excesiva que lleva a tiempos excesivamente largos para la realización de un examen. En el mercado privado un estudio mamográfico cuesta alrededor de 35 euros. En la Clínica Asistencial Padre Arrupe este servicio se encuentra subsidiado y se ofrece a 15 euros por paciente, lo cual representa, aproximadamente el 40% del costo del mercado privado. Sin embargo, hay muchos casos en los que las mujeres de la zona no pueden cubrir este costo simbólico. Si se contara con fondos para financiar a más mujeres, estamos conscientes que podríamos lograr un mayor impacto en la prevención del Cáncer de Mama, dando la oportunidad de detectar de forma temprana esta afección y, con ello, mejorar sus posibilidades de aumentar el pronóstico de vida de las pacientes y hasta de salvar su vida.

El proyecto consiste en ofrecer de forma gratuita 1000 mamografías a pacientes de escasos recursos durante el año 2016. Los costos serían los siguientes:

Costo del examen: Euros 15

Pacientes a atender: 1.000

Costo Total del proyecto:   Euros 15.000


3º.- Colegio Español Padre Arrupe. Becas de Escolaridad

La brutal crisis económica por la que pasa el mundo entero ha afectado con mayor impacto en las condiciones de vida de la población a países que ya presentaban serias condiciones de vulnerabilidad como El Salvador. Las familias, cada vez más afectadas, no pueden hacer frente a todos los gastos necesarios para la formación y desarrollo integral de sus hijos, situación que se evidencia en visitas de los padres y responsables familiares a la Dirección de nuestro centro escolar.

Los ingresos de las familias que atendemos son, en promedio, un poco menor a dos salarios mínimos (alrededor de 450 dólares) para grupos familiares que típicamente rondan los 4 ó 5 miembros. En algunos casos sólo uno de los miembros cuenta con un empleo formal y, en muchos casos, no existe el empleo formal sino una amplia variedad de subempleos. Además, muchas de nuestras familias dependen de remesas enviadas por familiares en Estados Unidos para sostenerse, las cuales han disminuido por la misma crisis. Esto aunado a la desestructuración familiar y a una economía familiar sumamente frágil, dibujan un panorama incierto para estos jóvenes.

Los alumnos del Colegio, en general, provienen de familias trabajadoras con un ingreso familiar escaso que no les permite costear una educación de calidad para sus hijos. La única opción son los centros educativos públicos que dejan mucho que desear en cuanto a calidad educativa y que, además, presentan serios problemas delincuenciales que impiden que los jóvenes puedan desarrollarse apropiadamente, en un ambiente sano y que les provea de herramientas para su superación personal y profesional. Incluso puede hablarse de un ambiente educativo rodeado de extorsiones y amenazas a docentes, deserción escolar por amenazas y, en los últimos años, casos de niños y jóvenes que han muerto en manos de las pandillas por no ceder en sus pretensiones.

El Colegio Español Padre Arrupe permite a estas familias una oportunidad para que sus hijos puedan desarrollar todas sus capacidades sin que la escasez de recursos o la falta de seguridad sea un impedimento para ello. Esto se logra gracias a la creación de un sistema de becas cofinanciadas en las que la familia del alumno paga una parte que se establece a partir de un estudio socioeconómico y el resto se cubre con aportaciones de instituciones públicas y privadas tanto en El Salvador como en España. El modelo educativo permite, por un lado, la formación integral del alumno a través de conocimientos científicos, culturales, desarrollo físico, ética y valores, y por otro la excelencia académica.

Cada beca de escolaridad se ha estimado en 500 euros por año. A esta cantidad se suman los aportes de los beneficiarios y otras fuentes públicas y privadas. Dependerá del monto del premio la cantidad de niños que puede verse beneficiado por este programa. Para ilustrar mejor el alcance del proyecto, se presenta un escenario propuesto con 30 alumnos becados:

Costo de la beca por alumno:    500 Euros

Cantidad de alumnos becados: 30 alumnos

Total del proyecto: 15.000 Euros.