Programa de ocio con niños/as con cáncer

En el pasado 2019 un total de 996 casos de cáncer fueron diagnosticados en población menor de 15 años en todo el país, siendo su tasa de supervivencia a los cinco años del diagnóstico del 77%, un índice esperanzador para las familias pero que, sin embargo, supondrá una experiencia dolorosa e incierta en el/la menor y su familia, provocando cambios significantes en las relaciones entre los miembros de la familia, aflorando sentimientos de tristeza, angustia, miedo y culpabilidad.

Cuando a un/a niño/a se le diagnostica un cáncer, las cosas cambian para toda la familia: significa un enorme sufrimiento que afecta a todos y cada uno de los miembros de la unidad familiar, aunque evidentemente a cada uno de ellos/as de una forma diferente. Puede que se sientan defraudados/as y enfadados/as por los cambios que ha supuesto la enfermedad en su vida, otros/as se sentirán tristes o nerviosos/as, otros/as angustiados/as, con miedo, y puede que se sientan incluso culpables si piensan, erróneamente, que podían haber evitado la enfermedad o que, de alguna manera, han contribuido a su desarrollo.

Las actividades lúdicas, recreativas, el apoyo escolar y emocional son el eje de actuación para el desarrollo integral en la infancia. En este sentido, no debemos olvidar que el cáncer es un hecho circunstancial en la vida de un/a niño/a, y por lo tanto, a pesar de que esté enfermo/a sus prioridades e intereses siguen siendo las de un/a niño/a, el juego, la diversión, el contacto y la comunicación con otros, etc. Por este motivo, las actividades de animación realizadas resultan sumamente importantes en el marco de un clima acogedor, comprensivo, flexible y personalizado con cada niño/a, haciendo de su experiencia hospitalaria, y su día a día en general, lo más cercano posible a su vida previa al diagnóstico de cáncer.

El desarrollo de las actividades se hará tanto de forma individual como grupal. Se desarrollarán diferentes tipos de actividades:

– Actividades de juego y animación con los niños/as hospitalizados/as: sesiones de animación, biblioteca, videoteca, etc. Actividades del día a día que logran un aumento de la autoestima del menor, facilitando su adherencia a los tratamientos y, consecuentemente, siendo un factor clave en la recuperación de su enfermedad. A estas actividades diarias, hay que añadir, de forma puntual, la realización de fiestas en el hospital para celebrar acontecimientos importantes como la navidad, carnavales, verano, etc.
– Actividades extrahospitalarias como la organización de excursiones y salidas culturales. Todos ellos concebidos como espacios de ocio donde niños/as y jóvenes con cáncer puedan compartir y disfrutar de unos días de convivencia en un ambiente y con unos objetivos lúdicos marcados por la diversión.

Para cualquier salida extrahospitalaria o que implique la reunión de un número significativo de personas, se seguirán las pautas determinadas desde el Gobierno relativas a la Pandemia del COVID-19, estudiando alternativas en caso de escenarios más restrictivos.

Asociación Española Contra el Cáncer AECC

La Asociación tiene como fin primordial la lucha contra la enfermedad del cáncer, liderando el esfuerzo de la sociedad civil para disminuir el impacto de la enfermedad y mejorar la calidad de vida de las personas, desarrollando dicho fin mediante actividades de divulgación, prevención, investigación, formación y asistencial.