Proyecto Superviviente

A través del proyecto Superviviente, desde AFDA queremos poner en marcha una serie de acciones encaminadas a abordar el suicidio como una realidad social que implica a múltiples agentes de la sociedad.

Según los datos arrojados por el Instituto Nacional de Estadística, en Aragón cada 3 días se produce un suicidio y por cada suicidio consumado se estiman 10 tentativas de suicidio no consumado. Asimismo, las investigaciones en este campo estiman que los familiares de las personas fallecidas por esta causa tienen un riesgo 6 veces mayor de consumar tentaciones autolíticas.

A la luz de estos datos, el proyecto Superviviente busca:

-Desarrollar actuaciones orientadas a mejorar la salud de las personas con trastornos anímicos y emocionales residentes en la Comunidad Autónoma de Aragón.
-Ofrecer servicios de apoyo psicoterapéutico individual, familiar y grupal para personas que tienen ideación y/o han pasado por tentativas autolíticas.
-Ofrecer servicios de apoyo psicoterapéutico individual, familiar y grupal para familiares que han sido afectados por la muerte por suicidio de un familiar o amigo.
-Dotar al paciente y familiar de las habilidades y recursos necesarios para llevar una vida más plena.
-Ofrecer formación y asesoramiento destinados a los cuerpos de seguridad ciudadana para mejorar las prácticas entorno al suicidio.
-Sensiblizar y concienciar a la sociedad sobre esta realidad.
-Colaborar en investigaciones que favorezcan tanto la prevención como la mejora de tratamientos en este área.

Para ello se han estructurado las acciones en 4 áreas:

– Area terapéutica:
Acompañamiento a los supervivientes en la mejora en cuanto a su calidad de vida y bienestar psicológico, trabajando en la psicoeducación del paciente y en proveerle de herramientas individuales y grupales, distintas a la evitación, que les sean útiles para gestionar procesos internos, con el fin de conseguir la readaptación a la vida cotidiana, así como el compromiso hacia el futuro.
En el caso de pérdida, el trabajo se centrará en facilitar la elaboración del duelo a los familiares de los fallecidos, dotándoles de una red de apoyo social en la que puedan expresar sentimientos inhibidos, circunstancias de la pérdida y otras demandas que no puedan solventar en su entorno inmediato.

Las acciones terapéuticas de este área se trabajarán a través de la unificación de las herramientas y procedimientos que envuelven la Terapia de Aceptación y Compromiso, que han mostrado ser eficaces de manera independiente.

– Área formativa:
Formación a los cuerpos de seguridad ciudadana como primeros profesionales que entran en contacto con estos sucesos. Para ello se ofrecerá a diferentes recursos policiales una formación básica que facilite, de manera bidireccional, gestionar las situaciones relacionadas con el suicidio. Además de ello, se propone añadir en la guía policial ya existente sobre estas circunstancias, información sobre las recomendaciones para supervivientes y la existencia del recurso y de éste proyecto.

– Área de sensibilización:
Elaboración de una guía de sensibilización con suficiente difusión para que llegue a todos los miembros de la Comunidad Autónoma de Aragón, con información básica del suicidio y su prevención, además de recursos, herramientas y posibilidades, dirigida a los supervivientes de éste.

– Área de investigacion:
Comprobar la eficacia del proyecto, teniendo en cuenta, a través de datos objetivos y estandarizados, tanto sus fortalezas como limitaciones. Para así, continuar complementándolo y avanzando en él, logrando que dé la respuesta necesaria a la población concreta al que va dirigido.

AFDA – Asociación de Trastornos Depresivos de Aragón

AFDA es una asociación reconocida de utilidad pública destinada al tratamiento psicoterapéutico de la ansiedad, estrés, depresión y momento adaptativos complicados.
Basada en valores como la accesibilidad, asequibilidad, apoyo mutuo, cooperación y la responsabilidad. Todo ello atravesado por los cuidados como elemento nuclear de las relaciones.

Con la misión de mejorar la salud anímica y emocional de la población, fomentar el bienestar y mejorar la calidad de vida de las personas afectadas, como de sus familiares, mejorar los tratamientos a través de estudios e investigaciones y sensibilizar a la ciudadanía entorno a estas afecciones y la promoción del bienestar.

Contamos con dos centros de servicios sanitarios integrados en Zaragoza y uno en Huesca para el tratamiento de la ansiedad y depresión, centros de apoyo y tratamiento interdisciplinar abiertos a colaboraciones sanitarias, empresariales, educativas y sociales y a propuestas que den mayor amplitud y un tratamiento más integral.