Aceleradora. de uno a cien

Primera Unidad del Ejercicio Físico

El 2018 lanzamos una beca de investigación para demostrar los efectos del ejercicio en el sistema inmunológico de los peques oncológicos. El proyecto estaba dirigido por el Dr. Alejandro Lucía, Catedrático de Fisiología del Ejercicio e Investigador Senior en el Centro de Investigación de la Actividad Física y del Deporte (UEM).
La investigación concluyó que el ejercicio realizado por niños con cáncer es beneficioso para su sistema inmune:

Reduce en un 17% el tiempo de hospitalización.
Logra una mejora en los indicadores de salud
Ayuda a soportar mejor el deterioro funcional asociado

Sin embargo, la mayoría de los hospitales oncológicos de España no incluyen el ejercicio físico como parte del tratamiento. El 90% de los hospitales no incluyen el ejercicio como parte del tratamiento.

Objetivos que persigue el proyecto.

El reto principal que se plantea la Fundación Unoentrecienmil con este proyecto es acercar el ejercicio físico a los hospitales como una terapia no farmacológica para los niños/as y adolescentes oncológicos con el Hospital La Paz como piloto. ¿Cómo? A través del diseño de una Unidad de Terapia de Ejercicio Físico, cuyo corazón es un gimnasio oncológico, en la que se desarrolle la práctica deportiva y se investigue el efecto terapéutico a nivel funcional y emocional en los pacientes.

En definitiva, surge para aportar en la cura del cáncer desde la aplicación del ejercicio y apoyar la investigación que arroje evidencia científica capaz de transformar los ensayos actuales en un tratamiento eficaz en la curación de las enfermedades oncohematológicas.

Además, este proyecto servirá a la mejora de la calidad de vida de los pequeños oncológicos y a la mejora de su estado anímico.
El proyecto va dirigido a los pacientes pediátricos oncohematológicos y sus familias tratados en el Hospital Universitario de La Paz, tanto infantiles como adolescentes y consiste en ofrecer a pacientes pediátricos oncohematológicos sea cual sean sus características y condiciones y a sus familias la posibilidad de trabajar la curación desde la aplicación del ejercicio en un espacio seguro y adaptado con el objetivo de generar beneficios tangibles, medidos y contrastados por profesionales competentes, en el proceso de curación del paciente pediátrico oncohematológico además de extraer datos científicos que servirán en el avance de la investigación contra el cáncer.
Es un proyecto multidisciplinar, innovador, pionero y con proyección internacional que esperamos que pueda ser implementado pronto con la ayuda de todos.

Unoentrecienmil y la investigación.

Hemos colaborado en estos 8 años con más de 11 centros de investigación y hospitales, financiando y apoyando a casi 115 investigadores para acabar con esta enfermedad.

Los últimos proyectos de investigación que han financiado son los proyectos internacionales Cunina y ALL Together. Con el primero, se abre la puerta a la prevención de la leucemia infantil más común poniendo en marcha una investigación pionera en el mundo que estudia el genoma de niños que han sufrido la leucemia infantil más frecuente y el de sus familias desde un enfoque totalmente nuevo con la meta de prevenir la enfermedad destinando 540.000 euros al proyecto. Con el segundo, un ensayo clínico internacional en el que participan aproximadamente la mitad de los grupos importantes europeos en el tratamiento de leucemia y que tiene como objetivos el poder estudiar a poblaciones cada vez más pequeñas, subgrupos de pacientes con LLA para poder encontrar cuál es el mejor tratamiento y hallar tratamientos individualizados según alteraciones genéticas de cada paciente. Lo que se conoce como medicina de precisión.

Todos estos proyectos tienen un aspecto en común: trabajan a favor de la curación plena de la leucemia infantil, misión de Unoentrecienmil.


Fundación Unoentrecienmil

https://unoentrecienmil.org/

El sueño de la Fundación Unoentrecienmil es que un médico pueda decir un día “tranquilo, tu hijo sólo tiene leucemia”, ¿te lo imaginas? En la Fundación sí. Trabajan impulsando la curación plena de la leucemia infantil, financiando proyectos de investigación científica y creando soluciones diferenciadoras para la curación plena de los peques y las familias desde otras perspectivas. Y como no puede ser de otra manera, hoy queda más patente que nunca que solo el apoyo a la investigación conseguirá que todos alcancemos los objetivos.

La Fundación nace en 2012 con el objetivo de apoyar la investigación de la leucemia infantil con el compromiso de un padre, José Carnero, dispuesto a convertir el diagnóstico de Leucemia Linfoblástica Aguda de su hijo, Guzmán, en una oportunidad para desarrollar proyectos innovadores cuyos beneficios se destinan a la curación de esta enfermedad.