Becas al estudio a jóvenes ex-tutelados (PREMIADO)

Los menores que residen en centros de acogida proceden de familias desestructuradas y han pasado a estar bajo el sistema de protección de menores por diversos motivos; malos tratos, abusos sexuales, alcoholismo o drogadicción de los padres, abandono o desatención, entre otras.

Para todos ellos, el Estado ofrece una asistencia que dura hasta los 18 años, momento en el que se ven obligados a abandonar el centro y convertirse en adultos de la noche a la mañana con escasos recursos tanto materiales como económicos. Soñar Despierto quiere, con el proyecto de “Becas al estudio a jóvenes ex-tutelados”, ayudar a los “menores mayores” en su proceso de independencia, ofreciéndoles las mismas oportunidades académicas que a cualquier otro joven de su edad.

El proyecto “Becas al estudio a jóvenes ex-tutelados” es una ayuda para aquellos jóvenes mayores de 18 años que han pasado por el sistema de protección de menores. Nuestro objetivo es que ningún joven ex-tutelado que haya demostrado su deseo por continuar estudiando, deje de hacerlo por no disponer de los recursos económicos ni materiales necesarios para ello. De esta forma, el proyecto está destinado a cubrir todos los gastos de matrícula de aquellos jóvenes ex-tutelados que hayamos seleccionado previamente, para que, una vez salen del centro, puedan coninuar estudiando y formándose .

Queremos recompensar su esfuerzo y favorecer su integración social y laboral proporcionándoles los recursos formativos y materiales necesarios para que puedan afrontar con éxito su entrada en el mundo laboral. Para asegurar el éxito de este proyecto, llevamos a cabo un estricto proceso a la hora de seleccionar a los candidatos y garantizamos el seguimiento del menor mediante la figura del mentor que acompaña al joven proporcionándole apoyo emocional.

Objetivos del proyecto:

• Colaborar en la integración de menores en riesgo de exclusión que han pasado por el sistema de protección.
• Fomentar en los menores tutelados valores como el esfuerzo, la constancia y la disciplina.
• Dotar a los jóvenes ex-tutelados de los recursos económicos necesarios para que puedan continuar sus estudios y disponer de las herramientas tecnológicas para llevarlos a cabo favoreciendo así su entrada en el mundo laboral.
• Contribuir indirectamente a reforzar la autoestima y la confianza de los menores que han pasado por el sistema de protección.

Beneficiarios del proyecto:

Ser adolescente en un centro de acogida no es nada fácil. Los miedos, dudas y frustraciones típicas de la edad se suman a historias de vida difíciles y bastantes veces, a un sentimiento de soledad. La red de apoyo (entendiéndose esta como número de personas a las que acudir en caso de dificultad) de la que disponen es, como normal general, más limitada y con menos recursos que la de otros jóvenes de su edad. Muchos de los adolescentes que viven en acogimiento residencial carecen de referentes adultos más allá del sistema de protección (educadores, trabajadores sociales, profesores, etc.). Esto hace que, en algunos casos, desconozcan cómo es vivir fuera del centro: cómo es la dinámica de una familia, como son las relaciones de pareja no tóxicas, qué profesiones hay más allá de las que ven en los centros o en los colegios o cómo es el trato con adultos que no están trabajando con ellos, sino que simplemente pretenden ser sus amigos.

Los 18 años marcan un antes y un después en la vida de los niños en este tipo de acogimiento, pasan de vivir en un entorno protegido a ser completamente independientes, obligándoles a hacerse adultos instantáneamente, por lo que a través de este proyecto, queremos apostar por ellos, su futuro y ofrecerles las mismas oportunidades que a cualquier otro joven de su edad.


Fundación Soñar Despierto

https://www.sdespierto.es

En España son más de 23.000 los menores que viven en acogimiento residencial. Soñar Despierto trabaja día a día para que, durante esta etapa de sus vidas, disfruten y tengan las mismas oportunidades que cualquier otro niño de su edad.

Somos una Fundación que colabora con los centros de acogida en los que viven niños que por distintos motivos han tenido que ser separados de sus familias y han pasado a estar tutelados por el Estado.

Nuestro objetivo fundamental es que, independientemente de las circunstancias en las que les ha tocado vivir puedan tener una infancia feliz y disfrutar de las mismas oportunidades que otros niños de su edad.

Y nuestra misión es acompañar y apoyar a los menores residentes en centros de acogida procedentes de ambientes marginales y familias desestructuradas desde el momento de su entrada en el centro hasta que alcanzan la autonomía.