Centro de día

La mayoría de usuarios que asisten a nuestra Asociación son personas con grave afectación, a consecuencia de lo cual manifiestan un grado de dependencia muy elevado.

Esta situación de dependencia, unida a otros muchos factores como la reducción de los recursos informales (edad de los progenitores, cambios en la estructura familiar, incompatibilidad de la vida familiar y laboral, condición de desplazamiento geográfico del lugar de trabajo, etc.) provocan una acuciante necesidad de recursos profesionales especializados.

Aquellos más cercanos a la persona con discapacidad (la familia, en la inmensa mayoría de las ocasiones) son generalmente los principales encargados de proporcionarle el cuidado informal del que hablábamos. Esta función es muchas veces impuesta, infravalorada y escasamente agradecida, de alta complejidad (en función de las características de la afectación concreta de la persona cuidada), y supone un elevado desgaste físico, social y emocional. Y esto, de no ser tenido en cuenta y aliviado, puede cultivar disfunciones en el seno familiar, tanto a nivel colectivo como individual. El estado del/los cuidador/es influirá en la persona que recibe el cuidado, de la misma forma que el estado de la persona cuidada influye en el de los cuidadores.

Que el cuidado y la educación de una persona con discapacidad supone desafíos más elevados en todos los aspectos vitales (psicológico, social, afectivo, económico, familiar, pareja, etc.) es una realidad evidente. El coste psicológico, económico y social de este proceso son elementos que jugarán un papel fundamental en la dinámica familiar y, por ello, requerirán un apoyo y un abordaje profesional e integral. El objetivo será conseguir que la exigencia del cuidado genere el menor impacto posible, no solo en la persona que sufre directamente la parálisis cerebral, si no en la familia en su conjunto.

El proyecto que presentamos se fundamenta en dos ideas centrales:

– La persona afectada con cualquier tipo de discapacidad tiene derecho a la autodeterminación y a la búsqueda de la mayor calidad de vida posible, y la Asociación debe ser un apoyo para su consecución.

– El cuidado a las personas con discapacidad (en nuestro caso concreto en el ámbito de la parálisis cerebral y afines) no debe limitarse a la persona afectada, sino que debe extenderse a las personas que forman el entorno cercano de la misma.

Procurando una atención directa e integral, una alternativa educativa y de ocio y un cuidado de calidad a la persona afectada, intervenimos de forma directa en las personas afectadas e indirectamente en la vida diaria de los cuidadores principales, proporcionándoles tiempo libre para poder realizar otras actividades. Consideramos necesario apoyar a estas familias, cada vez de edad más avanzada, ofreciendo posibilidades alternativas al cuidado en casa y mejorando así la higiene emocional de éstas.

Finalmente, actuamos también como centro de recursos, ofreciendo directrices y consejo profesional a usuarios y familias y gestionando programas lanzados desde Confederación ASPACE y Federación Castellano-Manchega ASPACE. Estos programas, añadidos en los últimos años a la estructura de la Asociación, complementan nuestra oferta ofreciendo herramientas que nos ayudan a potenciar la autonomía y la integración social, fomentar el disfrute del tiempo de ocio y las relaciones personales o mejorar el conocimiento y desempeño de los profesionales, redundando todo ello en el incremento potencial de la calidad de vida del conjunto.

Desde la Asociación entendemos el Servicio de “Centro de Día” como un servicio socio educativo, sanitario y de apoyo familiar, que ofrece durante el día atención a las necesidades personales, terapéuticas, sociales, de aprendizaje, culturales y de ocio básicas de las personas con parálisis cerebral, promoviendo su autonomía y autodeterminación como objetivo fundamental por medio de la optimización del funcionamiento de sus áreas menos afectadas y minimizando el efecto de las que lo están en mayor medida.


Asociación de Padres de Paralíticos Cerebrales de Albacete

https://www.facebook.com/APACEAL

La Asociación de Padres de Paralíticos Cerebrales de Albacete, APACEAL, tiene una trayectoria de 30 años ininterrumpidos al servicio de las personas afectadas con parálisis cerebral y sus familias, siendo la única entidad privada de la provincia de Albacete que se ocupa específicamente de este colectivo desde la fecha de su fundación, el 20 de mayo de 1990.

El principal objetivo que se marca APACEAL en sus estatutos es ofrecer una asistencia integral a las personas con parálisis cerebral y a sus familias, por medio del empleo de medios de carácter pedagógico y técnico para la asistencia, integración, recuperación, educación y protección de las personas afectadas.

A pesar de las muchas y grandes dificultades, gracias al esfuerzo de los socios y entidades públicas y privadas colaboradoras a día de hoy la Asociación se encuentra en un centro totalmente adaptado, con instalaciones óptimas y cuidadas, dando cobertura como sede de la asociación a un total de 15 usuarios directos y sus familias, repartidos entre los diferentes servicios que ofrece.

A nivel estructural, APACEAL forma parte de la Federación Castellano-Manchega ASPACE junto a APACE Toledo, APACE Talavera y ASPACECIRE Ciudad Real. Así mismo, es una de las 85 entidades integrantes de Confederación ASPACE, que da cobertura a 20.400 personas asociadas, 5.300 profesionales y cerca de 1.700 voluntarios y voluntarias en toda España.