Inclusión social desde la escuela

TALITA nace en 1998 y crea un modelo innovador en la atención de niños y jóvenes con discapacidad intelectual denominado “Aulas Itinerantes”. En este proyecto ofrece un profesional especializado en las escuelas ordinarias, que acompaña al niño con discapacidad dentro del aula, ayudándolo en su proceso educativo y en su desarrollo personal, que a la vez orienta al profesor en la atención específica que el niño requiere y que asesora al centro para fomentar una cultura de la diversidad. Actualmente, TALITA desarrolla su labor en más de 50 escuelas de la comunidad autónoma de Cataluña.

Con este proyecto se becará a 4 niños con discapacidad intelectual para que puedan recibir la ayuda de un profesional (psicólogo) especializado, siguiendo el modelo de “aulas itinerantes” que la fundación desarrolla desde su inicio.

La actual situación de falta de recursos materiales y humanos de muchos centros escolares, hace más difícil la inclusión de la diversidad en la escuela. Se necesitan más recursos y sobretodo recursos humanos especializados.

El objetivo de este proyecto es conseguir la inclusión escolar de estos niños en escuelas ordinarias, a fin de que reciban una educación en un entorno normalizado que les permita una inclusión plena desde la escuela. Con las aulas itinerantes, estamos educando en la diversidad desde un triple objetivo: colaborar en el proceso
de aprendizaje del niño y joven, apoyar y asesorar a las escuelas y dar apoyo a las familias.

El contacto con la diversidad enriquece al ser humano, es por ello, que los niños y niñas que conviven con la discapacidad reciben unos valores añadidos de tolerancia, solidaridad, aceptación de la diferencia, que los forma y acompaña a lo largo de su vida.

Conscientes del coste que supone este tipo de atención especializada y de las graves dificultades económicas de las familias a las que pertenecen estos niños, necesitan una beca total por el refuerzo psicopedagógico que necesitan para estudiar en una escuela ordinaria, en igualdad de condiciones que los niños que no tienen ninguna discapacidad.

Este proyecto se llevará a cabo en las escuelas ordinarias donde estudian estos niños, en un entorno normalizado y mediante un acompañamiento personalizado.
El proyecto prevé la intervención de un educador especialista que se desplaza a la escuela en horario escolar y trabaja dentro del aula según las necesidades de estos alumnos, para así ofrecerles ayuda y refuerzo educativo.

La presencia del educador en el aula permite la coordinación con el tutor del curso y con todos aquellos profesionales que en algún momento intervienen con el niño, ofreciendo todo tipo de servicios de orientación e intervención a partir de un diagnóstico previo y un seguimiento del niño en su entorno habitual.

Por otro lado, el profesional ofrece asesoramiento a la escuela en la elaboración de documentos pedagógicos, adaptaciones individualizadas y la optimización de la organización del centro, a fin de mejorar su respuesta en relación a los alumnos con discapacidad.

Para poder llevar a cabo este proyecto es necesaria la dedicación de un educador (psicólogo o psicopedagogo) 5 días a la semana, de forma remunerada.

El educador se desplazará a la escuela ordinaria donde estudia el niño y realizará una intervención directa dentro del aula y en horario escolar. Cada niño tendrá un apoyo de 5 horas semanales.
La inclusión escolar y social de estos 4 niños con discapacidad intelectual en escuelas ordinarias que con el apoyo educativo adecuado posibilita su autonomía y desarrollo personal.


Talita, Fundación Privada

https://www.fundaciontalita.org

TALITA trabaja desde su fundación en el año 1998 en proyectos que promueven la inclusión de las personas con discapacidad intelectual. Acompaña a niños, niñas y jóvenes con discapacidad intelectual y a sus familias desde su nacimiento, en la etapa escolar obligatoria, formación profesional y durante el inicio de su vida laboral, potenciando al máximo su autonomía y desarrollo personal y social.