La Sonrisa del Sol online

Dadas las circunstancias acaecidas en el año 2020 por el virus SARS-CoV-2 nos encontramos en un momento de cambios y de renovación que nos lleva a pensar nuevas fórmulas de seguir acompañando a los niños y adolescentes que se encuentran en tratamiento oncológico. Ya que por su seguridad, y por la de nuestro equipo de voluntariado, no podemos seguir asistiendo de forma habitual a los hospitales como veníamos haciendo hasta el momento, pero sigue existiendo la necesidad de generar un nuevo estilo de voluntariado que nos dé pie a seguir acompañando, creando ilusión y sonrisas a los niños y niñas que se encuentran en esta situación. Los niños, niñas y adolescentes que se encuentran hospitalizados o que bien tienen que mantenerse en su domicilio tienen una posibilidad menor de socializar con otros niños y niñas, así como de encontrar momentos de ocio que salgan de su rutina habitual, dado que no pueden realizar actividades o establecer relación con personas ajenas a su círculo cercano. Es por esto, que vemos esencial el poder proporcionarles momentos de ocio que les haga contactar con otros niños y niñas para mejorar su socialización y momentos de desconexión que haga mejorar su calidad de vida.
Aprovechado los nuevos avances tecnológicos vemos en este aspecto, una oportunidad para continuar con nuestras actividades hospitalarias marcando de esta manera nuestro objetivo principal: mejorar la calidad de vida de las niñas, niños y adolescentes en tratamiento oncológico a través del ocio y el tiempo libre y ayudarlos a luchar con más fuerza frente a su enfermedad, en este caso adaptándonos a las circunstancias y encontrando nuevos medios de actuación que presentamos más adelante.


Fundación Blas Méndez Ponce. Ayuda al niño oncológico

https://www.fundacionblasmendezponce.org

Nuestra misión: Mejorar la calidad de vida de los niños/as y adolescentes en tratamiento oncológico a través del ocio y el tiempo libre y ayudarlos/as a luchar con más fuerza contra la enfermedad.Para ello llevamos a cabo distintos programas socio-educativos y asistenciales de carácter voluntario que tienen como objetivo paliar los cambios que se dan en el niño/a y en su núcleo familiar, mediante actividades de ocio y tiempo libre, considerando al niño/a enfermo protagonista de su propio desarrollo.
Los beneficiarios son niños/as y adolescentes en distintas fases del tratamiento oncológico, y niños/as con enfermedades de difícil curación con periodos de larga estancia domiciliaria o en el hospital, todos ellos comprimidos entre los 6 años y los 18 años
La enfermedad y los tratamientos producen inmunodepresión, tanto física como psicológica. El valor que tienen de sí mismos es una de nuestras responsabilidades más importantes y uno de nuestros retos más hermosos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad