Minutos en compañía

Minutos en compañía es un proyecto lanzado durante la pandemia para seguir atendiendo a las a personas mayores en situación de soledad de forma segura y a pesar de la situación. El proyecto se reformuló completamente para adaptarlo a la nueva realidad del COVID19. Anteriormente, el acompañamiento a personas mayores en situación de soledad se realizaba a través de visitas presenciales por parte de los voluntarios. A raíz de la pandemia y ante la imposibilidad de realizar acompañamiento presencial, se desarrolló en 15 días una plataforma totalmente online que permite conectar a voluntarios con sus abuelos de forma segura mediante llamadas y videollamadas cifradas de extremo a extremo que garantizan la LOPD. Actualmente, desarrollamos todas nuestras actividades de forma 100% online pero a la vez 100% reales. Tanto los talleres y actividades puntuales los realizamos en formato telemático, permitiendo así el voluntariado de forma segura y sin poner en riesgo el colectivo de personas mayores. Además, a raíz de la crisis del COVID19 los índices de soledad se han visto incrementados por el confinamiento y aislamiento que muchos mayores están sufriendo tanto en residencias como en sus hogares, por lo que nuestra plataforma nos permite conectar a mayores de toda España, sin dejar a nadie atrás, lo que se ve reflejado en los más de 489.000 minutos de acompañamiento desde el inicio de la pandemia. Además, la plataforma cuenta con el apoyó del Ayuntamiento de Madrid que lo presentó el 26 de marzo en Junta de Gobierno. Igualmente se sumaron otras instituciones públicas como la Consejería de Asuntos sociales de Andalucía y más de 30 empresas que participaron entre las que destacan: Telefónica, Santander, KPMG, Nestlé, Iberdrola, Repsol o Santalucía.


Asociación Adopta Un Abuelo

https://www.adoptaunabuelo.org

Adopta Un Abuelo es un programa intergeneracional que atiende a personas mayores en situación de soledad a través de visitas recurrentes y controladas de voluntarios. El objetivo es que los mayores recuperen su vida social y que se sientan escuchados, acompañados y queridos mientras que los voluntarios aprenden valores y experiencias.