Seguro por tu ciudad

Es un programa gratuito de prevención de víctimas por siniestros viales dirigido a niños y niñas de primaria, impartido por lesionados medulares expertos en Seguridad Vial en colegios españoles para inculcarles valores de movilidad segura, responsable con el fin de salvar vidas. Fue creado por AESLEME en 2019 por la necesidad detectada al analizar los cambios de tendencia tanto en los perfiles de víctimas de siniestros viales como en las causas que provocan esos siniestros y el significativo cambio en el escenario tradicional de movilidad con la aparición de nuevos vehículos (patinetes eléctricos), nuevas normas de circulación y usuarios cada vez más jóvenes con desconocimiento de normas y riesgos asociados a esta nueva forma de moverse.

Los datos de siniestralidad de 2019 publicados por la DGT hicieron saltar todas las alarmas: el análisis de estas cifras sacó a la luz un grave problema: el 53% de estas personas fueron los “vulnerables”, es decir, peatones, ciclistas y motoristas, por primera vez éstos suponen más de la mitad de los fallecidos por esta causa. Además, también por primera vez desde que se tienen registros, el 30% de todos los fallecimientos se produjeron en la ciudad.

El cambio disruptivo en el escenario de movilidad, sobre todo urbana, ya está aquí y ha venido para quedarse, según el estudio ‘Technology, Media, and Telecommunications Predictions 2020’ de Deloitte arroja datos muy interesantes: en sólo dos años, en 2022, el número de personas que se desplacen en bicicleta hasta su puesto de trabajo se duplicará y el número de bicicletas eléctricas en circulación en 2023 en el mundo será de 300 millones. Eso se traducirá en una mejoría sustancial de la congestión y la calidad del aire. Sin embargo, la aparición de nuevos vehículos de movilidad en las ciudades conviviendo con vías que no están preparadas ni adaptadas a ellos, ni normas claras ni definitivas que regulen su uso, ni conocimiento de los usuarios de dichos vehículos de las pocas que existen, proyectan un escenario complicado en cuanto a víctimas en los próximos años.

Por todo esto, AESLEME ha diseñado un programa destinado a niños y niñas de Primaria con el objetivo de enseñarles los riesgos que existen, cómo prevenirlos y cuales son las consecuencias de un comportamiento imprudente para lograr unos jóvenes con VALORES FIRMES DE MOVILIDAD SEGURA, RESPONSABLE Y SALUDABLE, que eviten el incremento de las cifras que hemos visto estos dos últimos años.

“Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres” (Pitágoras “dixit”)

El estudio “El impacto de los accidentes de tráfico con víctimas infantiles” de Fundación Abertis en colaboración con Unicef, señala la seguridad vial de los niños como una de las principales prioridades de los líderes políticos. Además, recuerda que los niños de hasta 17 años son particularmente vulnerables y que los accidentes de tráfico que afectan a menores son la primera causa de muerte de este grupo de edad a nivel mundial.
En cuanto a las posibles soluciones que señala el informe, así como la OMS, la DGT, y los responsables en la materia de la UE, para reducir las muertes y lesiones infantiles por la pandemia de los siniestros viales, una de las principales es la intervención educativa.

Este programa tiene la enorme ventaja de llegar de una forma directa a un gran número de niños y niñas, agrupados en centros de enseñanza y de abordar, así, esta necesidad de desarrollar programas de seguridad vial desde la infancia.


Asociación para el estudio de la lesión medular espinal (AESLEME)

http://www.aesleme.es/

Como fruto de la preocupación de dos médicos del Hospital La Paz por el incremento de lesionados medulares y cerebrales por accidente de tráfico en España, el 6 de septiembre de 1990, se constituyó la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal (AESLEME), asociación sin ánimo de lucro de ámbito nacional declarada de “Utilidad Pública” por el Ministerio de Justicia e Interior en 1995.
Sus objetivos fundamentales se centran en la prevención de accidentes y sus graves consecuencias, la sensibilización social sobre los problemas a los que se enfrentan las personas con discapacidad después de un accidente, su integración socio laboral, el apoyo psicológico y el asesoramiento jurídico-administrativo o de cualquier otra índole.
AESLEME cuenta con un equipo multidisciplinar de más de ciento cincuenta personas, más del 50% son lesionados medulares por accidente formados por AESLEME para impartir los distintos programas de prevención y sensibilización.