Empleos contra la violencia

Mejora cada año la calidad de vida de 30 mujeres víctimas de violencia de género que además tienen algún tipo de discapacidad, consiguiéndoles un empleo digno para salir adelante. 155 mujeres han cambiado ya su vida gracias a este proyecto, pero hay muchas más que necesitan nuestro apoyo y a las que no podemos atender por falta de recursos.

Objetivos:
– Mejorar su empleabilidad a través de la formación
– Empoderarlas para que redescubran sus capacidades
– Lograr su integración laboral y reinserción social
– Sensibilizar a las empresas a través del voluntariado y la contratación

¿PARA QUÉ?

Para generar un gran impacto a corto y largo plazo en la vida de estas mujeres y sus familias. Les brinda la oportunidad de tener un trabajo que es mucho más que una ocupación. Es independencia económica para pagar las facturas y un techo para sus hijos. Es un sitio donde ir, donde se las valora y respeta por su talento. Son nuevos círculos sociales. Es sentirse útiles y uno más. Recuperar la autoestima y la esperanza. Es tener una vida libre, sin miedo, lejos de la violencia, el aislamiento y la dependencia.

¿POR QUÉ?

4 de cada 10 mujeres con discapacidad ha sufrido violencia en nuestro país (Secretaría de Estado de Derechos Sociales). Existe un porcentaje significativo de mujeres que han desarrollado algún tipo de discapacidad como consecuencia directa del maltrato vivido (limitaciones o secuelas físicas, mentales, ect.).

La tasa de empleo de mujeres con discapacidad es del 26,9% frente al 58,4% del resto de la población femenina (INE). La discapacidad y las secuelas provocadas por el maltrato son barreras que frenan la integración sociolaboral de este colectivo, colocándoles de forma permanente en situación de dependencia y riesgo de exclusión.

Cuando estas mujeres llegan a nosotros lo hacen en situación de extrema necesidad. Sin recursos económicos para garantizar las necesidades y la custodia de sus hijos. Aisladas y sin redes de apoyo. Anímicamente destrozadas: falta de autoestima, seguridad, confianza, motivación. Perdidas a nivel laboral y sin esperanza en que puedan tener un futuro digno. Necesitan con urgencia un trabajo para no volver con el maltratador.

¿CÓMO?
Está diseñado para abordar su fortalecimiento personal:

1) ACOGIDA Y PLANES INDIVIDUALIZADOS: recibimos a las mujeres desde 90 entidades sociales especializadas en atención a víctimas y personas con discapacidad con las que trabajamos a nivel nacional. Entrevistamos a cada mujer para conocerla en profundidad y codiseñamos con ella un itinerario de integración, adaptado a sus necesidades, preferencias y situación, maximizando sus posibilidades de acceso al empleo.

2) FORMACIÓN PRELABORAL: reciben 21 horas de formación dividas en 14 talleres impartidos por voluntarios corporativos que les aportan conocimientos teórico-prácticos sobre el mercado laboral: cómo hacer CV, búsqueda online y competencias digitales, motivación, teoría-práctica de entrevistas y dinámicas grupales, derechos y obligaciones como trabajador, gestión de ingresos, ect. Los voluntarios por su parte, se sensibilizan, desarrollan nuevas competencias y generan orgullo de pertenencia.

2) COACHING individual y voluntario para orientar sus metas profesionales a corto-medio plazo.

3) INTERMEDIACIÓN LABORAL: orientamos a las beneficiarias, ayudándoles a identificar sus capacidades y sentirse seguras para acudir a las entrevistas de trabajo que les gestionamos desde la Fundación para que opten a puestos ajustados a sus perfiles.

4) SEGUIMIENTO: cuando son contratadas en las 100 empresas con las que colaboramos, entran a trabajar con total anonimato. Son ellas las que se ganan su puesto y en el 90% de los casos son valorados muy positivamente. Desde la Fundación realizamos seguimientos periódicos para garantizar que la integración y el proyecto han supuesto de verdad un cambio en sus vidas.


FUNDACIÓN INTEGRA

Fundación Integra lleva 20 años mejorando la calidad de vida de personas en exclusión social severa o que tienen discapacidad a través de su integración laboral, para que recuperen las riendas de su futuro gracias a un empleo digno. Reduciendo así la pobreza y la exclusión en España (ODS1).

Desde 2001 hemos conseguido 18.500 contratos de trabajo dignos (ODS8) para personas a las que hemos prestado apoyo y asesoramiento, formándoles y acompañándoles en su integración social y laboral. En 2021, a pesar de la pandemia, facilitamos 1.800 empleos a 1.300 personas.

Colaboramos con 100 empresas y 200 entidades sociales, entre las que intermediamos, creando potentes alianzas (ODS17). Además, aportamos valor con nuestra Escuela de Fortalecimiento, un programa de formación prelaboral (ODS4), para nuestros beneficiarios, impartido desde 2011 por 2.500 voluntarios de 90 empresas.

Nos hemos convertido en un referente en empleo socialmente sostenible e integración laboral de colectivos excluidos.

https://WWW.FUNDACIONINTEGRA.ORG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.