STOP malnutrición. Permíteles comerse el mundo

La malnutrición causa cansancio, reduce la atención… y lastra a los afectados para conseguir la excelencia académica. El objetivo del proyecto es reforzar la alimentación de estudiantes de entre 2 y 18 años del Colegio Español Padre Arrupe de familias en riesgo de exclusión social que no logran ofrecer a sus hijos e hijas una alimentación equilibrada que garantice un correcto rendimiento escolar. Estimamos que para el curso 2025 necesitaremos 800 becas urgentes, las mismas que se han solicitado en 2024 (de los 1870 estudiantes que educamos). Un número muy elevado ya que Soyapango es uno de los municipios más desfavorecidos, con mayor población en situación de pobreza media y extrema, que no ha podido desarrollarse por las pandillas y el estado de excepción; que tiene el estigma de ser peligroso y por ello se rechaza a sus habitantes.
Necesitamos ofrecer desayuno y almuerzo a los estudiantes los 10 meses de curso escolar, 200 días de refuerzo alimentario. El coste de esta beca es de 6$ diarios. Aproximadamente 5,16 euros el día (calculando una tasa de cambio de 0.86).
La malnutrición provoca una baja capacidad de aprendizaje en quien la presenta, en algunos casos generada por confusión en lo que se lee y se escribe. La realización de dos comidas completas y equilibradas los hará capaces de comunicarse, pensar analíticamente, y adaptarse a nuevos ambientes y personas.
El proyecto es escalable en función a la ayuda que se conceda, siempre teniendo en cuenta que se necesitan 1.032€ para ofrecer una beca de alimentación de desayuno y almuerzo a un estudiante un curso escolar.
Para ofrecer con éxito las becas de alimentación nos comprometemos a la realización de las siguientes actividades:
– Comunicación del programa a familias, que les permita solicitar la ayuda.
– Selección de los beneficiarios: Los beneficiarios son identificados a solicitud de familias, propuesta de tutores y del equipo que realiza los estudios socioeconómicos.
– Asignación de becas y firma de certificados: los responsables de los niños y niñas identificados son citados con la administración del colegio para la comunicación de las becas, su asignación y la firma del compromiso familiar y la aceptación de las becas. Con este documento los padres se comprometen a un buen aprovechamiento de la ayuda, garantizando que el estudiante va a asistir presencialmente al colegio (en El Salvador hasta ahora la educación es semipresencial de la asistencia es voluntaria.
– Servicio diario de refuerzo alimentario: Todos los becarios recibirán vales semanales que les servirán para ser canjeados en la Cafetería del Colegio por desayuno y almuerzo. La Fundación abonará a la empresa que presta servicio a la cafetería las facturas por la alimentación de los estudiantes.
– Seguimiento académico: Los tutores realizan un seguimiento diario de todos los estudiantes. En el caso de los beneficiarios de la beca de alimentación se realizará un seguimiento trimestral para comprobar la mejora de los resultados académicos de los estudiantes.
– Trabajo del departamento de orientación escolar: el departamento de orientación escolar realizará sesiones con los estudiantes y los responsables familiares para la detección de otras necesidades de los estudiantes, la solución de conflictos familiares, el trabajo exhaustivo con los responsables familiares y/o otras necesidades que los estudiantes tengan.
– Formación de los responsables familiares: desde 2005 detectamos que muchos estudiantes estaban malnutridos pues ingerían alimentos no nutritivos. Por ello se decidió incluir una sesión de formación en nutrición básica en la escuela de formación familiar que se imparte cada año.

Este programa de becas es un proyecto que la fundación desarrolla desde 2005. Debido a la alta demanda de becas estas siempre se destinan primero a los niños y niñas con mayor necesidad.
Muchos de estos estudiantes viven en riesgo de exclusión social extremas y por ello se les ofrecen todos los beneficios posibles: beca de educación completa, beca de alimentación, beca de uniformes y material escolar. La Fundación Padre Arrupe buscará otros fondos para completar las necesidades de estos niños y niñas durante el curso escolar.
Una beca de alimentación no solo beneficia al estudiante, sino también a su familia de 5 personas de media, de diversas maneras. La carga financiera de la familia se alivia significativamente. Esto permite que los responsables familiares destinen esos recursos a mejorar la alimentación del resto del grupo familiar, o a otras necesidades básicas, como vivienda o atención médica.
Les dejamos el vídeo explicativo de quienes somos que recientemente hemos preparado para otra convocatoria. https://drive.google.com/file/d/1XXHx7gpl5pw2b_vDkwHeIdqczBQyq-ad/view


Fundación Padre Arrupe

La Fundación Padre Arrupe es una ONG nacida en 1992 para mejorar las condiciones de vida de los colectivos más desfavorecidos de El Salvador. A través de una educación de calidad y el cuidado de la salud, la fundación transforma vidas. En Soyapango, uno de los municipios más violentos del mundo, la Fundación construyó y gestiona un complejo educativo y sanitario de 19 hectáreas. El Colegio Español Padre Arrupe forma a más de 1,870 estudiantes en riesgo de exclusión social gracias a un sistema de becas cofinanciadas, ofreciéndoles una doble titulación (española y salvadoreña), enfocándose en la excelencia académica y humana. La Clínica Asistencial Padre Arrupe atiende a más de 60,000 pacientes al año, ofreciendo servicios médicos a precios inferiores al sistema de salud privado y sin esperas, garantizando el acceso a tratamientos de salud. Además se trabaja en alianza con terceros para ampliar nuestro impacto, ayudando a otras entidades o recibiendo su ayuda, siempre para el beneficio de los salvadoreños.

https://www.fundacionpadrearrupe.org

 

Scroll al inicio